sábanas.

Ácaros: ¿Qué son y cómo eliminarlos de tu colchón, almohadas y sillones?

Uno de los insectos más comunes en los colchones, sillones y almohadas son los ácaros. Seguramente ya has escuchado sobre ellos. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre los ácaros para evitarlos en tu casa.

Créditos:  tucasaclub.com

¿Qué son los ácaros?

Los ácaros son pequeños insectos de la familia de los arácnidos que no son visibles a simple vista. Viven en el polvo y se encuentran normalmente en todo tipo de tejidos, como la ropa de cama, los colchones, almohadas, alfombras, etc.

Estos pequeños animalitos son tan microscópicos que actúan como alérgenos por lo que son los causantes de la “alergia” de muchas personas. Es por esta misma razón que sienten la necesidad de eliminarlos de su hogar haciendo limpiezas exhaustivas para lograr su objetivo.

Los ácaros están presentes en la naturaleza en millares de especies. Tienen un tamaño inferior al medio milímetro, pero pueden llegar a alcanzar los tres centímetros. Viven en el polvo doméstico, en escamas de piel, material rico en proteínas del que cada persona pierde un gramo diario.

Las heces, que depositan hasta por veinte veces en el día son las que causan las reacciones alérgicas, “los alérgenos”. La temperatura en la que normalmente viven es de 25 a 30 grados centígrados a una humedad relativa en torno al 60 o 70%, que permita absorber el agua que necesitan. Cumpliendo con estas condiciones pueden vivir entre 15 y 40 días.

El ser humano es quien reúne todas estas condiciones apropiadas para que puedan sobrevivir: el calor, la humedad, el alimento, así como un hábitat libre de competencia. Se concentran principalmente en colchones, mantas y edredones. Existen ácaros machos y hembras que se reproducen sexualmente por fecundación interna. 

También te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre los carbohidratos.

Créditos:  bioguia.com

¿Cómo eliminar los ácaros?

Para poder eliminar los ácaros de tu hogar, el sitio de Sanitas.es recomienda lo siguiente:

  1. Ventilar bien la casa. Diariamente debes ventilar tu casa, concentrando tu atención en los dormitorios porque los ácaros tienen un gusto especial por los colchones y las almohadas. Las ventanas deberán estar abiertas al menos media hora para que el aire circule libremente y logré renovarse por completo.
  2. Sacudir y eliminar el polvo. Lo ideal es hacerlo sin levantarlo con un paño húmedo, para evitar que ni el polvo ni los ácaros se pasen al aire y queden suspendidos en el ambiente. Procura utilizar aspiradoras en vez de escobas y principalmente si existen personas con alergias al polvo o a los ácaros, deberá utilizarse un filtro especial para realizar la limpieza.
  3. Evitar ambientes húmedos. Los ambientes húmedos favorecen la proliferación de ácaros. Mantén la humedad en tu hogar por debajo del 50%. Es recomendable usar aire acondicionado o aparatos deshumidificadores para lograrlo en climas húmedos.
  4. Utilizar fundas anti-ácaros. Es increíble la cantidad de ácaros que se acumulan en colchones y almohadas porque la temperatura humana favorece su ciclo reproductivo. Actualmente puedes conseguir fundas anti-ácaros que ayudan a que no se concentren en la cama. Si no puedes conseguirlas, siempre puedes utilizar aspiradoras para limpiar el colchón y las almohadas.
  5. Lavar las sábanas. Cambia tus sábanas por lo menos una vez a la semana. Puedes lavarlas con agua fría, pero lo mejor es hacerlo con un programa de 60 grados c, para eliminarlos por completo a las madres y crías.
  6. Limpiar correctamente las alfombras. Si deseas tener en casa alfombras es importante limpiarlas correctamente y de forma habitual ya que este es el hábitat ideal para estos insectos. Si quieres evitarlos por completo es mejor no contar con este tipo de telas.
  7. Mantener limpia a tu mascota. Como mencionamos al principio, a los ácaros también les gusta vivir en tus mascotas por lo que suele ser su refugio habitual. Parece insignificante, pero mantener a tus mascotas limpias es esencial.
  8. Limpiar los filtros del aire acondicionado. Los lugares en donde se almacena el polvo también propician la aparición de estos insectos, por ello es importante mantener limpios los filtros del aire acondicionados para evitar que vivan ahí.
  9. Utilizar fibras sintéticas. El algodón y la lana son comúnmente utilizados en la ropa de cama, pero favorecen la absorción de ácaros. Lo mejor es comprar fibra sintética o látex que son “anti-ácaros” para eliminarlos por completo.
  10. Usar protectores. Otra forma de mantener fuera a los ácaros es utilizar protectores para tus colchones y almohadas. Estos ayudan a mantenerlos fuera porque sirven de barrera extra entre tu cuerpo y el colchón. De forma que disminuye en menor medida el paso de la humedad, el calor corporal y los fluidos hacía el colchón.
  11.  Comprar productos químicos. Estos tipos de productos acaricidas los encuentras en el área de productos similares a los insecticidas que se utilizan contra los mosquitos y que no contienen toxicidad para el ser humano. El único problema es que no eliminan a los ácaros muertos que también pueden producir alergia. Después de utilizarlos es indispensable limpiar o aspirar.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
aromaterapia

¿Insomnio? Conoce 7 plantas que te ayudarán a conciliar el sueño.

Next Article
mascarillas

Alimentos que te ayudan a recuperar energía cuando te desvelas

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
1
Share