Alejandro Karo presenta MARK, 11 piezas musicales creadas desde el amor propio

El compositor sonorense Alejandro Karo estrena MARK, su primer disco extendido que llega después de un arduo trabajo en el cine.

Alejandro Karo desde muy joven sabía que su vida giraría alrededor de notas musicales. Su talento y esfuerzo lo llevaron pronto a trabajar en proyectos cinematográficos como compositor y orquestador. 

En la portada del disco MARK se muestra Alejandro Karo con distintos lados de su rostro que reprensentan etapas de su vida.
Crédito: Fernando Uzcanga y Aleks Phoenix

Por mencionar algunos títulos, Karo ha compuesto para películas como “Mis Demonios Nunca Juraron Soledad” del sonorense Jorge Leyva; “Deseo Deseo”, por la que se llevó un par de premios en festivales de cine en México y Canadá; y “Jesús de Nazareth”, del director Rafa Lara.

Durante los primeros dos años de la pandemia, Alejadro aseguró en entrevista con NORO que fue el periodo que más horas dedicó al trabajo. Realizó películas, obras de teatro, musicales y trabajos publicitarios. Esto sin embargo, lo llevó al límite y a la reflexión, haciendo urgente la necesidad de hacer algo para él mismo. Fue así que llegó a MARK, su primer disco de larga duración. 

Crédito: Anna Zayas.

“Este disco es resultado de todo lo que he aprendido desde que me acerqué a la música a los 11 años. Hay mucha música que siempre he querido hacer que no he podido llevar al cine, es un regalo para mí, a ese Alejandro que iba empezando”, contó a NORO. 

MARK, una terapia personal de Alejandro Karo  

MARK, título creado con las iniciales de su nombre, está disponible en plataformas desde el 29 de julio. El disco se compone de 11 piezas para piano, quinteto de cuerdas y sintetizadores. Cada canción se titula MARK y un número para llevar el orden, pues el hermosillense asegura que esta producción se trata, sin caer en la egolatría, sobre él.   

Crédito: Anna Zayas.

“Después de ocho años de hacer música para otras personas, quería algo que me representara. Lo que quiero dar a entender con todo este disco es ‘amor propio’, porque por fin me puse a mí primero”, mencionó. 

Alejandro Karo confesó haber experimentado el síndrome de burnout. El trabajo técnico, las horas en el estudio y la exigencia de tiempos por proyectos, lo fueron llevando a un estado de agotamiento. Así fue como el músico de 29 años, se impulsó a enfocarse en su propio material.  

Crédito: Alejandro Karo.

“Esta música la hice sin prisas, sin ninguna obligación externa. Regresé a quien era antes de trabajar, cuando sólo hacía música por amor al arte, porque quería y tenía ganas”, comentó Alejandro Karo. 

“Aprendí algo de esta gran terapia, lo voy a seguir haciendo”. 

Alejandro Karo, compositor sonorense.

Unión de talento sonorense 

MARK no es la primera producción musical propia de Alejandro. En 2014 estrenó un EP titulado “Vida”, que nada tenía que ver con el cine y sólo eran tres piezas para piano, violín, chelo y sintetizadores. “Lienzos”,  fue su segundo disco corto.  

“Desde antes de empezar a hacer música para cine, mi sueño era hacer un disco largo, pero no tenía las posibilidades de conocimiento para hacerlo como lo imaginaba. Hasta ahorita siento que sí pude, tampoco conocía a productores ni tenía los alcances económicos”, contó Alejandro. 

En Hermosillo muchos de los que se dedican a la música y el arte han formado una comunidad. “Gente de casa”, les dice el compositor. Para MARK se contó con el apoyo del Quinteto Pitic en las cuerdas. Alejandro grabó completamente el piano y tuvo el apoyo en mezcla y masterización del productor Alberto Medina. 

Crédito: Anna Zayas.

“Quería disfrutar todo el proceso, extenderlo todo lo más que se pudiera”. 

Alejandro Karo.

La grabación se hizo en La Cantera Estudio con Ramfer López y Juan Carlos Corrales “El Kakalo”. Otras personas involucradas en el proyecto fueron el fotógrafo Fernando Uzcanga y la directora de video Anna Zayas. Por último, pero esencial en el proyecto fue Mayra Lepró, socia de Alejandro Karo quien apoyó en arreglos y orquestación.  

Alejandro Karo se preparará para presentar MARK en vivo, una tarea que asegura será un reto que disfrutará. También este 2022, estará  con la Orquesta Filarmónica de Sonora en Álamos, en un concierto de estrenos de compositores sonorenses organizado por el reconocido alamense Arturo Márquez. Ahí presentará una pieza titulada “Rosa”, creada en honor a su madre. 

NORO: ¿MARK cuenta algo sobre ti? 

ALEJANDRO KARO: Lo cuenta pero no de una manera muy presente. El disco empieza muy positivo, luego hay piezas que son muy quietas, como sentirse en casa cuando todo se siente tranquilo. Luego vienen otras piezas que me han dicho que provocan tristeza o sienten terror. Depende de cada persona, para mí cada pieza suena a paz. 

NORO: ¿Hubo algún proyecto de cine que te impulsó a hacer MARK? 

ALEJANDRO KARO:  Lo que me ayudó este disco es que ya lo puedo separar. Todo lo que tiene que ver con cine y publicidad, es trabajo. Siento como si hubiera expandido mi campo. Siempre se me va a relacionar con el cine, lo entiendo porque puede ser más relevante lo que hago para cine que lo que hago para mí, pero no pasa nada, es música.  

Quiero que la gente me tope no sólo porque hago música para cine, soy compositor y hago música para cine, pero puedo hacer cualquier género aunque esta sea mi especialización.  

NORO: ¿Tienes algún sueño en el cine? 

Estoy en un punto de mi vida en el que ya no busco nada más. Sinceramente estoy en paz, pleno. Cuando iba empezando me quería comer el mundo, ganar premios y reconocimiento. Ahorita ya, me da igual, porque estoy haciendo lo que me gusta. Antes trabajaba tanto, agarraba todo. Ahora soy más selectivo, trabajo lo que me gusta y sé que haré con gusto. 

Desde el 2017 probé hacer música para películas extranjeras y la industria del cine es igual. Todo el mundo diosifica el cine de otros países, pero es lo mismo hacerlo en México que en otro lugar, varían los presupuestos obviamente, pero las formas son las mismas. 

NORO: ¿Hermosillo seguirá siendo tu base para hacer música? 

ALEJANDRO KARO: Hace un año estuve a punto de irme a vivir a otro lugar, pero siempre regreso a Hermosillo. Quizás a diferencia de mucha gente, para mí Hermosillo tiene todo lo que necesito, no le encuentro ningún pero. Aquí está mi familia, mis amigos y es muy tranquilo, no me gustó vivir en ciudades grandes y al final hago lo mismo aquí que en otra ciudad y la pandemia ayudó a normalizar esto. 

Para conocer más de Alejandro Karo y escuchar su música entra aquí.

Total
1
Shares
Previous Article
Meth Math en una sesión con fuego de fondo.

Meth Math, la banda hermosillense de perreo dark salido del infierno... y tierno

Next Article
Dunas de Samalayuca

Dunas de Samalayuca: un paraíso desértico en Chihuahua 

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
1
Share