Aurora Reyes: La primera muralista mexicana

Aurora Reyes: la primera muralista mexicana era de Chihuahua

Originaria de Chihuahua, Aurora Reyes fue la primera representante femenina del Movimiento Muralista Mexicano con un mensaje feminista y de lucha social  

El muralismo mexicano es uno de los géneros artísticos más distintivos del país. Se originó en la Revolución Mexicana de 1910. No obstante, el Movimiento Muralista Mexicano no inició sino hasta 1921, usualmente representado por artistas como David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Diego Rivera y Rufino Tamayo. Sin embargo, hay un miembro externo al movimiento que se destaca por ser la primera mujer muralista mexicana, Aurora Reyes.

Aurora Reyes pintando el mural “Los Maestros en los Movimientos Sociales de la Patria”, 1962.
Aurora Reyes pintando el mural “Los Maestros en los Movimientos Sociales de la Patria”, 1962 / Crédito: Colección Héctor y Ernesto Godoy Lagunes

Aurora Reyes Flores nació en Hidalgo del Parral, Chihuahua en 1908, además de estar dedicada a las artes plásticas tenía una ferviente inclinación por el activismo, la poesía y el muralismo. Con inclinaciones críticas, sensibles y rebeldes a las injusticias de su tiempo, la artista del noroeste plasmó en su obra su compromiso social.

Algunos de sus murales todavía le sobreviven en la Ciudad de México.  Su obra más extensa, está en el interior del antiguo Auditorio 15 de Mayo del SNTE, son cuatro murales: “Espacio, objetivo, futuro y presencia del maestro en los movimientos sociales de la patria, trayectoria de la cultura de México, y constructores de la cultura de México” donde la artista deja su visión global de la historia del país, con una gran fuerza nacionalista. 

Por último, está el mural “El primer encuentro” que pintó en 1978 a los 69 años de edad, en la Sala de Cabildos del edificio de la hoy alcaldía de Coyoacán. En él, Aurora refleja el encuentro de dos culturas, pero lo refiere a la llegada de Cortés a Coyoacán. Sus obras siempre mostraron una marcada influencia e ideales de lucha por los derechos de las mujeres, llevando esto más allá de la pintura a su escritura. De hecho su primer mural, “Atentado a las maestras rurales” (1939), muestra la batalla de las docentes en México para lograr mejores condiciones sociales y políticas. 

La niñez e incursión al arte de Aurora Reyes 

Aurora Reyes  tuvo una niñez con cambios abruptos que posteriormente inspiraron su obra pictórica, como lo fue abandonar sus tierras para mudarse primero a la Ciudad de Jiménez, Chihuahua, lugar repleto de paisajes desérticos que plasmó en su trabajo. En su juventud, su familia se mudó a Ciudad de México, para rendir homenaje a su abuelo quien fue ejecutado al intentar levantarse en armas por su lealtad al gobierno de Porfirio Díaz, en consecuencia el padre de la artista, León Reyes, vivió en la clandestinidad tras una persecución política. 

Aurora, hija de la prestigiada familia del Porfirismo y nieta del general Bernardo Reyes, se vio afectada por los acontecimientos nacionales en 1913 cuando su abuelo fue asesinado en el cuartelazo que desató la Decena Trágica. A pesar de su origen privilegiado, ella y su familia enfrentaron tiempos difíciles, incluyendo la falta de empleo de su padre y un traslado a una vecindad de bajos recursos en la Ciudad de México. Estos años forjaron su carácter y su identificación con las clases populares, a las que siempre se consideró perteneciente. Nacida en la ciudad de Parral, Chihuahua en 1908, Aurora y su familia se mudaron a Ciudad Jiménez en 1911 antes de establecerse definitivamente en la Ciudad de México tras la muerte de su abuelo.
Crédito: Facebook Aurora Reyes de México

En Ciudad de México, la chihuahuense vivió junto a su familia en uno de los barrios con más precariedad de aquel entonces, La Lagunilla, ahí mientras vendía quesadillas preparadas por su madre en un entorno desalentador, Aurora Reyes fue testigo de la realidad mexicana, la pobreza y el abuso a las clases trabajadoras. Vivencias que más tarde reflejó en su trabajo. 

Llegada a la adolescencia Aurora Reyes comenzó sus estudios en preparatoria en la Escuela Nacional donde conoció a Diego Rivera y Frida Kahlo, fue precisamente Rivera por quien se acercó al muralismo. Con una educación prometedora pero un espíritu revolucionario más fuerte, por lo que fue expulsada luego de una pelea con un prefecta con la que no compartía ideales políticos. Después, complementó sus estudios de forma autodidacta y se convirtió en maestra de Artes Plásticas.

La muralista Aurora Reyes y Frida Kahlo fueron grandes amigas. Se conocieron en la Escuela Nacional Preparatoria, donde las dos realizaron estudios y en donde Reyes se interesó por la obra de Diego Rivera.
Crédito: Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo

Pese a su talento y legado artístico, Aurora Reyes fue relegada al olvido en sus últimos años de vida, sólo hasta hace poco se empezó a reconocer su trabajo. En una entrevista, su nieto Héctor Godoy, contó que Luis Echeverria, quien fuese en su juventud amigo de la artista, le pidió que dirigiera el Palacio de Bellas Artes, a lo que ella respondió no hacer tratos con asesinos y le cerró la puerta en la cara al entonces presidente de México, con ese portazo también firmó su salida de la historia cultural del país. 

¿Tú habías escuchado sobre Aurora Reyes? 

Fuente: El Universal, Milenio, CNDH, INBAL, México Desconocido, El Heraldo de Chihuahua, Graffica. 

Total
0
Shares
Previous Article
El 80% del algodón del país se producirá en Chihuahua

La industria del algodón en Durango y su impacto económico

Next Article
Mujeres tecnologia brecha de genero Coolhuntermx Girl Up LATAM 2022

La verdadera razón de la desigualdad de las mujeres en la tecnología

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡SubscRÍbeTE A NUESTRO newsletter!

Total
0
Share
slot gacor maxwin slot gacor malam ini joker768 https://jkn.unitri.ac.id/classes/demo/ demo slot gacor hari ini slot bonus new member