jaguar reposando sobre una roca

Avistamiento de jaguar indica mayor población en Sonora

Un estudio de la Universidad de Arizona identifica la presencia de jaguares machos tras avistamiento en la frontera entre Estados Unidos y México en tránsito hacia el norte

El jaguar tiene mayor presencia en América del Norte gracias a una reserva natural ubicada en Sonora, muy cerca de la frontera con Arizona y Nuevo México, en Estados Unidos, que se estima tiene al menos 200 ejemplares.

Se trata del rancho Cuenca Los Ojos en la región serrana ubicada en el municipio de Agua Prieta, que es propiedad de una organización de conservación con sede ahí, cuya misión es proteger y restaurar tierras en el norte de México.

Una imagen reciente de un jaguar captada ahí por un estudiante graduado de la Universidad de Arizona causó furor entre los conservacionistas y la comunidad científica de ambos países.

La foto comprueba líneas de investigación que indican que una conectividad de hábitat podría permanecer entre el suroeste de Estados Unidos y la subpoblación de jaguares más septentrional en Sonora, México, a más de 160 kilómetros al sur de la frontera.

Ganesh Marin, estudiante de doctorado en la Escuela de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Universidad de Arizona, hizo el descubrimiento recientemente el 24 de marzo pasado mientras revisaba imágenes de cámaras de vida silvestre desplegadas como parte de un proyecto de investigación que estudia la diversidad y los movimientos de mamíferos en la citada reserva natural.

Además del jaguar, el área es rica en biodiversidad y proporciona hábitat para muchas otras especies, incluyendo ocelotes, castores y el lobo gris mexicano.

Marin estudia la abundancia y el movimiento de la vida silvestre local utilizando una cuadrícula de alrededor de cien cámaras trampa en este rancho.

“Fue como encontrar una aguja en un pajar”

Dijo Marin para la oficina de prensa de la Universidad de Wyoming.

El análisis de los videos tomados por cuatro cámaras entre diciembre de 2020 y marzo de 2021 muestra que el jaguar era el mismo macho joven, apodado ‘El Bonito’, explicó Marin. Este felino pasó junto a las cámaras, todas cerca del arroyo Cajón Bonito, una fuente de agua que alberga osos negros, pumas, castores y al menos un ocelote, agregó Marin.

John Koprowski, asesor graduado de Marin y profesor emérito de la Universidad de Arizona, que se unió a la Universidad de Wyoming  como decano de la Escuela de Medio Ambiente y Recursos Naturales en septiembre de 2020, lidera el proyecto que detectó al jaguar.

“Este es un descubrimiento que pone de relieve la importancia de encontrar maneras de mantener la conectividad de nuestros paisajes para que podamos mantener tierras silvestres y de trabajo en ecosistemas funcionales hoy y para las generaciones futuras”, dijo Koprowski para la oficina de prensa de la Universidad de Wyoming.

“La Universidad de Wyoming y el estado tienen una larga historia de trabajo para facilitar los movimientos de animales y la migración, y este nuevo descubrimiento, como parte de un proyecto conjunto de la Universidad de Wyoming y la Universidad de Arizona, se suma a nuestro liderazgo en la conservación de la vida silvestre”, agregó.

Bajo amenaza

Los jaguares son la especie más grande de gatos grandes nativos de América Latina  y están catalogados como en peligro de extinciónbajo la Ley de Especies Amenazadas de Estados Unidos.

En 1990, se pensaba que los jaguares habían sido eliminados de los Estados Unidos. Aunque en los últimos años se han observado felinos individuales en zonas del sur de Arizona y Nuevo México, muy cerca de la frontera con Sonora.

En México el ejemplar de jaguar es una especie en peligro de extinción, enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010. Sin embargo, desde 1900 debido principalmente a la intervención humana y la pérdida de hábitat ahora se cree que abarca una franja de desplazamiento desde el norte de Argentina hasta el noroeste de México, en Sonora.

rostro de jaguar detrás de un tronco de árbol
Créditos: Uriel Soberanes

En 1990, se pensaba que los jaguares habían sido eliminados de los Estados Unidos. Aunque en los últimos años se han observado felinos individuales en zonas del sur de Arizona y Nuevo México, muy cerca de la frontera con Sonora.

El jaguar observado en el proyecto por Marín y Koprowski, ‘El Bonito’, es casi con toda seguridad miembro de la subpoblación del Pacífico mexicano ubicada en Sonora y es el jaguar más ubicado al norte proveniente de México.

El hallazgo indica la necesidad de mantener y conservar la conectividad del hábitat y los recursos hídricos en los que dependen los animales, se cita en un reporte académico de la Universidad de Wyoming.

El proyecto de investigación es un esfuerzo conjunto de la Universidad de Wyoming y la Universidad de Arizona en colaboración con la Fundación Cuenca Los Ojos y miembros de Santa Lucia Conservancy, Phoenix Zoo, la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Población reproductora

El estudio de Marin apunta a que existe una población reproductora en Sonora, México, que asciende a aproximadamente 200 ejemplares.

Marin comprueba en su trabajo doctoral que los jaguares están deambulando cada vez más hacia el norte en Arizona, donde se han visto al menos siete jaguares machos en la parte sur del estado en los últimos 25 años, incluido uno que reside en el sureste, cerca de la frontera y otro puñado ha sido visto en el extremo noroeste de Sonora, durante el mismo período

Encontrar un jaguar joven tan cerca de la frontera sugiere que el área de reproducción de la especie puede extenderse hacia el norte a medida que los felinos reclaman territorios antiguos, dijo el doctor Gerardo Ceballos, investigador de la UNAM.

Ceballos dijo para National Geographic que este jaguar, ‘El Bonito’, probablemente nació a menos de 97 kilómetros al sur (de la frontera), y que los animales “se están reproduciendo ahora en la puerta de los Estados Unidos”.

Más modelos

Mientras tanto, un estudio publicado el 16 de marzo pasado en la revista científica Oryx: A systematic review of potential habitat suitability for the jaguar Panthera onca in central Arizona and New Mexico, USA, estima que gran parte del centro de Arizona, Nuevo México, así como parte del noreste de Sonora es el hábitat principal del jaguar y podría mantener de manera conservadora una población de al menos 150 animales, o incluso más dependiendo de la calidad del modelo para estimar poblaciones de este felino.

Esto contrasta con la capacidad de carga estimada producida anteriormente por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU., que es significativamente menor, y tiende a acercarse más a las cantidades estimadas en los censos de los conservacionistas en ambos lados de la frontera.

El avistamiento y el estudio enfatizan la importancia de mantener abiertos los corredores de vida silvestre entre Estados Unidos y México, una vasta extensión contigua de hábitat para muchas criaturas, incluidos los jaguares.

En el artículo de Oryx, Eric W. Sanderson (del Programa Mundial de Conservación, Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre, NY) y sus colegas utilizaron varios modelos matemáticos para evaluar la idoneidad del hábitat de los jaguares, utilizando factores como el tipo de vegetación, la disponibilidad de presas, la proximidad al agua y otras variables.

Como se sabía anteriormente, la sierra Sky Islands, cadenas montañosas biodiversas que se elevan sobre el desierto del sureste de Arizona y el norte de México, son el hábitat principal del jaguar, así como parte de la sierra de Sahuaripa y de Agua Prieta en Sonora.

A través de su investigación encontraron millones de hectáreas de bosques de pinos al norte, en el centro de Arizona y Nuevo México, donde los jaguares fueron vistos hace solo décadas, siguen siendo ideales, con suficiente cobertura, presas y agua para estos grandes felinos.

A lo largo del año 2020, la administración del ex presidente de los Estados Unidos Donald Trump construyó más de 338 kilómetros del muro fronterizo de 9 metros de altura en Arizona, cortando algunos de estos corredores naturales que se originan en Sonora.

Algunas de las conexiones principales a través de áreas montañosas permanecen intactas, aunque degradadas y encogidas, señalan en el artículo.

Para preservar un ecosistema en funcionamiento, “mantener abiertos los corredores de vida silvestre es muy importante. Después de todo, la vida silvestre no tiene pasaportes”, agregó dice Sanderson, autor principal del artículo Oryx, en un boletín de prensa.

Felino fronterizos

Los jaguares hembras son el factor limitante en la propagación de la especie, porque no tienden a dispersarse a grandes distancias del rango de su madre, como lo hacen los machos. Por lo tanto, la presencia de hembras, o de un joven recién nacido en las cercanías, es clave.

La hembra conocida más cercana se encuentra a menos de 160 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos, pero el descubrimiento del macho joven sugiere que pueden estar aún más cerca, dijo Ceballos para National Geographic.

Para que los jaguares restablezcan una población en los Estados Unidos, la población de Sonora debe crecer, se indica en el estudio.

En los últimos 15 años, organizaciones conservacionistas, investigadores, ciudadanos privados y grupos gubernamentales han trabajado juntos para proteger a los jaguares en México y ofrecer incentivos a los terratenientes, como los ganaderos, para mantener vivos a los animales, agregó Ceballos.

Sin embargo, los animales siguen amenazados por las matanzas en represalia de los ganaderos sonorenses después de que se comen su ganado, así como por el agotamiento de las presas y la construcción de carreteras.

Censo de la UNAM

En 2017,  científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México publicado en enero de ese año la investigación: The jaguar’s spots are darker than they appear: assessing the global conservation status of the jaguar Panthera onca, en la cual se comprueba que el jaguar (panthera onca) está en mayor peligro de extinción de lo que se pensaba en México.

La publicación, presentó un censo de aproximadamente 400 ejemplares vivos y en tránsito por el corredor natural ubicado en los estados de Sonora y Sinaloa.

El estudio indica que las principales zonas donde habita el jaguar en Sonora se encuentran en Álamos, Yécora, Rosario Tesopaco, Sahuaripa y municipios aledaños a los ríos Bavispe, Aros y la región Del Yaqui.

Los censos elaborados por la UNAM en años recientes han registrado su tránsito por áreas rurales de municipios como Agua Prieta, Cananea, Nogales y Santa Cruz.

Por otra parte, gracias a la investigación, por primera vez se contó con el cálculo de cuántos jaguares habitan el planeta, alrededor de 64 mil, y se sabía que existen 34 subpoblaciones de la especie, desde el norte de México hasta Argentina, de las cuales 33 están en peligro o peligro crítico de extinción.

Del total de especímenes, 90% (57 mil) se ubica en una sola subpoblación: la de la Amazonía (Brasil, Perú, Ecuador y Colombia); se trata de la única que por su tamaño no está considerada en riesgo.

Recomendación

El estudio de la UNAM argumenta que probablemente la estrategia mexicana de conservación es la más completa que hay en el mundo. Consta de varios puntos: El censo nacional del jaguar; el trabajo con los ganaderos y la integración de una sola política de conservación en el ámbito internacional. Además de la parte legal, de colaboración con abogados para coadyuvar a que cualquier persona que mate un ejemplar, ya sea un millonario, político, ejidatario o indígena, vaya a la cárcel.

Los jaguares en cifras

  • 3,800 jaguares en México
  • 400 jaguares en el corredor Sonora – Sinaloa

Poblaciones mejor conservadas en México

  • Península de Yucatán, Oaxaca y Chiapas, con 1,800 ejemplares
  • Corredor Sonora-Sinaloa, con 400
  • Costa media del Pacífico (Nayarit, Jalisco y Colima), con 300
  • Michoacán a Chiapas, con 650

Fuente: UNAM


Fuentes

Reserva Cuenca Los Ojos: https://www.cuencalosojos.org/

A systematic review of potential habitat suitability for the jaguar Panthera onca in central Arizona and New Mexico, USA | Oryx | Cambridge Core

UW, University of Arizona Study Identifies Jaguar Presence at U.S.-Mexico Border | News | University of Wyoming (uwyo.edu)

Total
7
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Foto de mujer sonriendo sosteniendo una bolsa de proteína de entotech

EntoTech Foods: Suplementos alimenticios ecofriendly y a base de grillos

Next Article
Sinaloa pasa a semáforo Verde

Sinaloa pasa a semáforo verde de riesgo epidemiológico a partir de 10 de mayo

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
7
Share