rey del desierto

Borrego cimarrón: el rey del desierto de Sonora

El borrego cimarrón es también conocido como “borrego de la montaña”, “carnero de las rocosas”, “muflón canadiense” y “muflón de las montañas”. Una especie que habita en el desierto de Sonora y que debes conocer. Vamos a contarte un poco más sobre este increíble mamífero.

Créditos: Rada SC Twitter: @Rada_SC (https://twitter.com/Rada_SC)

Una especie originaria de Norteamérica.

Su nombre científico es “Ovis Canadensis Shaw”, pertenece a la familia Bovidae y género Ovis. Es un borrego grande de cuerpo robusto y patas fuertes.  El borrego cimarrón se distingue por sus cuernos grandes, fuertes y curvos que se inclinan hacia el cuerpo llegando a pesar alrededor de 30 kilogramos y medir un metro los de un macho. En el caso de las hembras son ligeramente más cortos. 

Si se pudiera extender la cornamenta de un macho de 25 años, es probable que tenga una longitud de hasta metro y medio. Ambos poseen una cabeza grande y ancha, con orejas puntiagudas.

El carnero macho puede medir entre 180 a 100 cm de largo y tener un peso de 50 a 143 kilos. La hembra por su parte mide de 140 a 170 cm de largo y tiene un peso de 38 a 85 kg.

Créditos: bioenciclopedia.com

¿De qué color es el borrego cimarrón?

Su coloración puede variar. Podemos encontrar algunos blancos o marrón brillante. En otros casos el color de sus extremidades superiores va del café claro al oscuro, mientras que las inferiores son más claras, presentando una variación en algunos casos del blanco cremoso a gris oscuro y café. Aunque no siempre es así, ya que se dice que pueden tomar el color del lugar en donde habitan.

Las extremidades del muflón son largas y tienen cascos de gran alcance para aferrarse y trasladarse sin dificultad. Además de que posee un cráneo grande que resguarda a su cerebro de golpes o sacudidas fuertes en caso de peleas. Es una especie muy ágil y tiene una excelente visión para estar siempre alertas. Son excelentes nadadores y tienen la capacidad de escapar rápidamente entre las superficies rocosas si se sienten asustados o amenazados.

¿De dónde viene el borrego cimarrón?

Se cree que esta especie tiene como antepasado al animal conocido como “oveja de las nieves”. Y que este dio lugar a dos especies diferentes: “el borrego cimarrón” y el “carnero de Dall”. Se cuenta también, que sus antepasados atravesaron el estrecho de Bering que se encuentra entre Norteamérica y Siberia. Logró su reproducción en Norteamérica, Baja California y el noroeste de México 

En Norteamérica existe una población más extensa compuesta por las dos especies mencionadas con anterioridad. El Carnero de Dall irrumpió en Alaska y el noroeste de Canadá, a su vez que el Carnero de las Rocosas habita en el sureste de Canadá y el norte de México. 

¿En dónde vive el borrego de la montaña?

Al borrego cimarrón le gusta vivir en terreno con montañas rocosas, riscos escarpados, prados alpinos, acantilados y laderas que se protegen con hierbas. Les cuesta trasladarse por la nieve y por ello prefieren las superficies relativamente secas. 

Son animales que realizan movimientos estacionales. Se dispersan a regiones más altas durante el verano y en invierno buscan concentrarse en valles protegidos. Se alimentan de arbustos, pasto, hierbas y suculentas en ambientes extremos.

Para defenderse utilizan sus mejores armas, pero también trabajan en familia. Cualquiera de los integrantes de la manada puede detectar si existen posibles depredadores cerca. 

Sus preferencias por el clima desértico son innegables, sin embargo, también suelen adaptarse a diferentes medios y circunstancias. Pueden extraer agua de cualquier planta que encuentran en su camino y hay algunas razas que aguantan sin beber hasta seis meses o incluso nunca llegan a necesitarlo. 

También te puede interesar: Biodiversidad sonorense: cuatro animales que no esperabas encontrar en Sonora

Santiago Gibert / Dimensión natural

Etapa de reproducción.

Entre el otoño y el invierno la hembra entra en celo y es el borrego macho quien inicia peleas cuerpo a cuerpo con otros machos para ganar el derecho de emparejarse. Solo los borregos más fuertes y con cuernos más grandes logran aparearse.

Las hembras son cortejadas por los machos, que las siguen a todas partes durante varios días hasta que muestra interés. Seis meses después del apareamiento nace la cría. Generalmente nace uno solo por parto, pero existen casos de gemelos. Después de los 4 a 6 meses la cría se integra a la manada de la madre. 


Los apareamientos suelen ocurrir en noviembre y el nacimiento de la cría en mayo. Después de que nacen, se reubican en zonas más altas para protegerse de los depredadores.

Créditos: wikipedia.org

El borrego cimarrón en México

Debido a que este tipo de borregos prefieren las áreas desérticas o de montaña, en nuestro país se encuentran situados al norte. Años atrás era posible verlos en zonas de Sonora, Chihuahua, Coahuila, o Nuevo León. 

Actualmente cada vez son menos las zonas en donde pueden estar por lo que es posible verlos en Sonora, Baja California y algunas zonas de Chihuahua, aunque poco numerosas. 

¿Cuánto tiempo viven los borregos cimarrones?

Dependiendo de la vida que tenga el borrego cimarrón es la cantidad de años que puede vivir. Si vive en un área libre o lo hace en cautiverio esto afectará su esperanza de vida. Si el borrego vive en libertad es posible que su longevidad ronde aproximadamente los 10 años. En el caso de un borrego que se encuentra en cautiverio, puede llegar a vivir más tiempo. Su esperanza de vida ronda los 15 años aproximadamente. 

Las condiciones en las que vive el borrego juegan un papel principal en su longevidad. Si tiene buena alimentación y se le aportan los cuidados veterinarios correspondientes, este puede llegar a alcanzar más años de vida que un borrego que vive en libertad.

Créditos: Brunoticias.com


Conservación de la especie y cacería.

Los borregos cimarrones enfrentan dos fuertes amenazas: la pérdida de su hábitat natural y la cacería ilegal que afecta la estructura poblacional de la especie. La actividad cinegética ha ayudado a que no sea una especie en peligro de extinción.

Los ranchos y comunidades que llevan a cabo esta actividad se encargan de reproducirlos y posteriormente liberarlos a su hábitat natural. Aunque mucho se habla de la cacería que se practica en estos lugares, los expertos en la materia aseguran que es una estrategia de conservación que funciona porque además de la derrama económica que inyecta al lugar, también puede dedicarse más dinero a la preservación del borrego y su hábitat.

Si este artículo te gustó, te invitamos a compartirlo en tus redes sociales.

Total
84
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Marea Verde Sonora

Marea Verde instala centros de acopio en apoyo a mujeres víctimas de violencia

Next Article
Gatos ferales

Gatos ferales: conoce por qué no siempre puedes adoptar gatos de la calle

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
84
Share