Café Costura: un espacio donde la creatividad se mide en puntadas

Las hermanas Lety y Lili Vega fundaron el negocio Café Costura, en Hermosillo, donde imparten cursos recreativos 

Con la filosofía de que el amor es el material más importante para que una puntada salga bien, las hermanas Lety y Lili Vega fundaron Café Costura Hermosillo en 2018. Este espacio creativo inició en una academia ubicada en el Centro Histórico, donde las chicas compartían cursos de costura. 

Alumna de Café Costura Hermosillo frente a máquina de costura sostiene bolsa de tela.
Crédito: Café Costura.

Cuando la pandemia llegó, las hermanas Vega enfrentaron la incertidumbre de qué pasaría con su negocio. La respuesta llegó rápido. Fueron sus mismas clientas quienes las impulsaron a crear una serie de cursos en línea y videotutoriales de costura y bordado. 

Las hermosillenses aseguran que estos cursos también han sido una forma de terapia que ha permitido a muchas personas gestionar sus emociones durante la pandemia. De igual manera, el taller ha sido un espacio para futuros emprendedores que buscan la costura como oficio.  

Café Costura continúa con cursos en línea que anuncian en sus redes sociales, pero ante la reducción de medidas restrictivas y aplicación de vacunas, las alumnas están cada vez más interesadas en volver a las clases presenciales, que ahora son impartidas en la colonia Pimentel. 

Alumna de Café Costura Hermosillo concentrada en su trabajo.
Crédito: Café Costura.

Otra de las formas en que las emprendedoras hermosillenses han hecho sostenible su negocio es con la activación de su tienda en línea. Ahí es posible encontrar productos como playeras, accesorios y kits de costura para quienes deseen tomar los cursos en línea desde cualquier lugar del país. 

Un proyecto para sanar heridas a través del arte 

Café Costura es mucho más que un lugar para el aprendizaje. Para muchos de los practicantes es también un espacio que les permite gestionar sus emociones. Así lo plantean Lili y Lety Vega, quienes manejan un concepto de arte-terapia en su proyecto Remendando corazones

“Es una propuesta arte-terapéutica para iniciar un camino personal de fortaleza interior brindando herramientas para mejorar el autoestima, la exploración y autoconocimiento personal, liberación de estrés, y relaciones interpersonales”. 

Lety y Lili Vega, propietarias de Café costura.

Las chicas aseguran que la relación que existe entre las manos y el cerebro puede hacer que se canalicen emociones durante un proceso de creación de arte. En este proyecto, las propietarias de Café Costura guían a sus alumnas para desarrollar una capacidad de análisis y síntesis al expresar sus emociones a través del bordado, la pintura u otras artes. 

Alumna de Café Costura Hermosillo presume su trabajo bordado.
Crédito: Café Costura.

Si te interesa tomar estos cursos de costura, bordado o pintura, puedes seguir el proyecto Café Costura en su página web o redes sociales

¿Qué te parece este emprendimiento sonorense? 

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Deportes extremos en Sonora: en mar, desierto, montañas y bosques

Next Article

CNDH emite medidas cautelares a favor del colectivo Madres Buscadoras de Sonora

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
1
Share