Ciudades satélite: una propuesta sustentable que terminó en utopía

Con la intención de prevenir la saturación en las capitales y sus servicios se creó el concepto de ciudades satélite, fracasando en el intento 

La ciudad surgió en el momento en que el hombre abandonó su estado de cazador-recolector y descubrió la agricultura. Desde la sedentarización, unos 10 000 años antes de la aparición del cristianismo, los seres humanos nos hemos expandido cada vez más en el mundo. Hoy en día, las ciudades se han convertido en un sinónimo de crecimiento, pero también de estrés, ajetreo y explotación de recursos. este fue el motivo para crear el concepto de las ciudades satélite

Las ciudades satélite fueron una propuesta rápida a la expansión urbana, así como a la saturación de la vivienda y servicios en las grandes urbes. Su objetivo era convertirse en un foco de desarrollo alterno. Además, estas infraestructuras tenían el propósito de ser autosostenibles, contar con un cierto nivel de autonomía política, generar empleos, tener transporte público propio, servicios de salud y escuelas dentro de la zona. Así se lograría ofrecer una oferta de vivienda completa y atractiva.  

Crédito: Antonio Caballero

Sin embargo, la rápida expansión de las capitales han convertido al concepto de las ciudades satélite en caducos y en algunos casos, un fracaso. Ejemplo de esto es Ciudad Satélite, en el Estado de México, una iniciativa que se propuso en 1950 por el presidente Miguel Alemán como algo futurista y que en la actualidad ya fue absorbida por la Ciudad de México, prácticamente colapsada por el uso de suelo.

El caso de Valle de las Palmas en Baja California 

Alrededor del mundo se han propuesto muchos conceptos de ciudades satélite, la mayoría quedando en el olvido o el fracaso. En el noroeste también se trató de crear una urbe completamente bajo esta idea, Valle de las Palmas. Este centro está ubicado a 30 kilómetros al sur de la ciudad de Tecate, Baja California, sobre la carretera libre Ensenada-Tecate. 

Cuando se presentó este proyecto en 2007, se esperaba que para 2030 habitaran más de 1 millón de personas en esta localidad de Baja California. Sin embargo, en la actualidad las personas que invirtieron ahí han ido abandonando el lugar, pareciendo casi una ciudad fantasma olvidada por el gobierno y golpeada por la crisis financiera. 

Crédito: siempreenlanoticia.com

Se les había prometido a los habitantes una ciudad sustentable que contaría con sistemas de tratamiento de uso de agua. También, la electricidad sería a través de celdas solares con el objetivo de bajar considerablemente el costo de la energía, así como sistemas para el reciclado y aprovechamiento de basura. En la actualidad, la realidad es otra e incluso los pocos habitantes que quedan aseguran que hay días en los que no cuentan con los servicios básicos, incluyendo el alumbrado público. 

Además, quienes compraron inicialmente alguna vivienda hoy solo pueden rentarla, pues la ciudad satélite que empezó Urbi y Grupo Geo con apoyos estatales y federales tiene un bloqueo por el Infonavit que no permite vender o traspasar. Los residentes solicitan que se les catalogue como  colonia popular y no privada, esto ante la esperanza de recibir mejores servicios, incluyendo los de seguridad y salud, pues aseguran que las ambulancias y policías nunca llegan a tiempo. 

Crédito: www.inmuebles24.com

Más datos sobre las ciudades satélite: 

  • Se tenía la idea que tuvieran una identidad cultural propia.  
  • Al contar con jurisdicciones independientes, las ciudades satélites no se relacionan directamente con todas las operaciones y beneficios de las ciudades principales. 
  • El nombre de este concepto lo planteó en la década de 1930 el geógrafo alemán Walter Cristaller. 
  • Una ciudad satélite tiene menos influencia económica que un área metropolitana más grande. 
  • Las ciudades satélite a menudo tienen sus propios distritos comerciales. 
  • Algunas ciudades satélite pueden contarse como parte de una urbe principal. 

¿Crees que sea necesario seguir impulsando este concepto o es mejor invertir en las ciudades que ya existen? 

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
Dos margaritas clásicas

Coctel margarita: la búsqueda de su origen

Next Article

Caos Av: “Yo me veo donde la gente me ponga”

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
2
Share