En Tijuana dan clases al aire libre para niños y niñas migrantes

La educación de niñas y niños migrantes sigue mientras sus padres resuelven trámites de asilo en Tijuana…

Aproximadamente mil personas migrantes son las que duermen en la garita “El Chaparral”, en Tijuana, ya que a partir del 18 de Febrero reiniciaron trámites de asilo para ingresar a los Estados Unidos de Norteamérica. Mientras sucede este proceso que ha sido muy largo, maestras voluntarias decidieron impartir clases a niños y niñas.

Pizarrón blanco en donde escribe una chica con suéter color crema a niño migrante con cubrebocas blanco y camisa color rojo.
Créditos: www.milenio.com
Contact us for Credits or Removal request. All rights and credits reserved to the respective owner (no copyright intended)

Esto es lo que sucede en “El Chaparral”, Tijuana

En la garita “El Chaparral” realizaron una aula improvisada con pequeñas sillas y mesas que han sido donadas por personas que se acercan a brindarles apoyo. En esta “aula” se encuentran más de 20 niños centroamericanos recibiendo educación por parte de tres maestras voluntarias.

Niños y niñas migrantes sentados en mesas escribiendo. Del lado derecho se encuentra una niña parada con sueter morado y cubrebocas azul.
Créditos: www.msn.com
Contact us for Credits or Removal request. All rights and credits reserved to the respective owner (no copyright intended)

Esta aula improvisada se encuentra alrededor del campamento, en donde se encuentran tiendas de campaña y algunas hasta realizadas con cartones. Todo esto mientras esperan que les resuelvan los trámites de asilo en Estados Unidos a los padres de los niños y niñas.

Maestras observan gran cantidad de niños y niñas y aprovechan a brindarles apoyo

Una de las maestras voluntarias hondureña comentó al diario Milenio que, mientras estaban en espera, observó que había muchos niños y niñas, por eso decidieron crear una escuelita. Además, compartió que su familia fue víctima de las pandillas y por esta razón ella se encuentra en esta situación en espera de que le resuelvan su trámite de asilo.

Casas de acampar de color naranja, verde y azul.
Créditos: www.sandiegouniontribune.com
Contact us for Credits or Removal request. All rights and credits reserved to the respective owner (no copyright intended)

En este lugar les enseñan a escribir y a leer a niños y niñas, de entre 9 y 13 años, y son tres maestras voluntarias. Ellas no son tituladas en educación, pero decidieron transmitir lo que saben para que se aproveche el tiempo que permanecen en espera.

Todo nuestro respeto para estas maestras, que aún en situación de vulnerabilidad, encontraron la forma de hacer algo por los demás.

Total
14
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Anuncio de cerrado en puerta de negocio

Sonora registra múltiples desempleos y el cierre de más de 622 empresas

Next Article
María Felix, la doña, vestida de negro y sentada en un sofá

Época de Oro del Cine mexicano: actores originarios del Noroeste

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
14
Share