LMB
MLB
El Tijuanodonte retorna a Tijuana tras medio siglo de ausencia

“Tijuanodonte” regresa a Tijuana tras 50 años de ausencia

Después de más de medio siglo, los restos del mastodonte coloquialmente conocido como “tijuanodonte” vuelven a Tijuana en una exhibición temporal en el Museo de Historia 

Han pasado poco más de cinco décadas del descubrimiento del “tijuanodonte”, el fósil de un mastodonte de la era cuaternaria que fue descubierto en la región de Tijuana el 6 de junio de 1967, siendo uno de los hallazgos científicos más relevantes de Baja California. Ahora, los restos del animal volverán a la ciudad. 

Las autoridades tuvieron que resguardar los restos primero en un motel, pues se dice que había intenciones de científicos estadounidenses de llevarse al fósil. Tiempo después, el Museo de San Diego quiso comprar el vestigio prehistórico, cosa que se tomó como ofensa, haciéndose un pleito por declaraciones y sacando a tema los saqueos de los jesuitas en la región 

Con el tiempo, la emoción se apagó y se ordenó el cese de las investigaciones debido a la falta de presupuesto.
Crédito: Luis G. Álvarez / Amelia Chávez

El descubrimiento ocurrió cuando el constructor Alberto Martínez trabajaba en un camino para conectar un fraccionamiento con la Playa de San Antonio de los Buenos. Con una retroexcavadora, encontró restos fósiles de un mastodonte de tres metros de altura y seis de ancho, junto con indicios de otros animales como caballos, tapires, camellos y bestias de la época.

El “tijuanodonte” será presentado en una exhibición en el Museo de Historia de Tijuana, después de haber estado resguardado en la Facultad de Ciencias Marinas de la UABC en Ensenada durante todos estos años. La exposición se llevará a cabo en 2023, sin fecha específica confirmada, y estará a cargo del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), que gestionó su retorno a Tijuana.

El director del IMAC recibió a la directora de la Facultad de Ciencias Marinas de la UABC campus Ensenada, Lus Mercedes López Acuña;  a la jefa del departamento de Apoyo a la Extensión de la Cultura y Vinculación de la UABC, Miriam Álvarez Mariscal y al coordinador del área de Geología, Miguel Ángel Santa Rosa del Río, para la firma de acta entrega-recepción de los restos fósiles del mastodonte.
Crédito: Museo de Historia de Tijuana

Los visitantes locales, nacionales e internacionales podrán admirar esta especie similar al elefante. El endoesqueleto se ubicará de manera que refleje algunos de los descubrimientos sobre la especie realizados en las últimas cinco décadas en la región.

Representantes del IMAC y la UABC firmaron un acta de entrega-recepción de los restos fósiles del “tijuanodonte”. La exhibición temporal se montará en el Museo de Historia, para luego formar parte de la exposición permanente en la sala de Historia Natural. Los restos llegaron a principios de año, pero entraron en cuarentena antes de comenzar con la concentración y consolidación de 39 huesos y varios fragmentos.

55 años después, el hallazgo del “Tijuanodonte”, como se le llamó en aquellos años, será presentado en una exhibición del Museo de Historia de Tijuana. Esto después de que el fósil de mastodonte estuviera resguardado en la  Facultad de Ciencias Marinas de la UABC en Ensenada durante todos estos años. La exposición se realizará este 2023, sin fecha fija confirmada, estará a cargo del el Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), que gestionó su regreso a Tijuana para alojarlo de forma debilidad.
Crédito: Museo de Historia de Tijuana

Tijuana es rica en fósiles marinos, y en caso de que alguien localice indicios de un vestigio prehistórico, los hallazgos deben reportarse al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Además del “tijuanodonte”, se prepara una exhibición paleontológica en Tijuana con otras 120 piezas donadas al Museo y una colección de la Facultad de Ciencias Marinas de Ensenada formada por restos encontrados en varios sitios de Baja California.

Así fue el descubrimiento del “tijuanodonte” hace cinco décadas 

El “tijuanodonte” vivió hace 30 o 40 mil años y llegó a pesar aproximadamente siete toneladas. Habitó desde Alaska hasta El Salvador, y se cree que llegó a la región para morir. Sus restos óseos fueron golpeados por las mareas, lo que dispersó algunas partes. Fueron algunos de los informes presentados por los investigadores a cargo de la preservación del fósil. 

El presidente municipal de Tijuana en ese momento, Francisco López Gutiérrez, encomendó la recuperación de los fósiles al profesor Rubén Vizcaíno Valencia, en coordinación con la UABC. Diversos oceanólogos e investigadores contribuyeron al hallazgo y recuperación del fósil de mastodonte.

Próximamente se montará una exhibición temporal en el Museo de Historia, para que después forme parte de la exposición permanente en la sala de Historia Natural. Los restos llegaron a principios del año, sin embargo estos entraron en cuarentena, y posteriormente se empezó con trabajo de concentración y consolidación de 39 huesos y varios fragmentos, los cuales presentaron pulverización. Se cuenta con aproximadamente un 20% de los restos, con las partes de las costillas, 15 vértebras, dos fragmentos omoplatos, una pieza de húmero, la pelvis y los colmillos.
Crédito: Museo de Historia de Tijuana

El 21 de agosto de 1968 se conformó el Patronato de Fomento de Investigación Científica para ayudar a los científicos encargados de encontrar fósiles, considerando urgente apoyar económicamente a los investigadores para continuar con sus labores. El médico tijuanense José M. Balcazar, presidente del Club Rotario de Tijuana, fue presidente del patronato, mientras que el profesor Rubén Vizcaíno, director de Acción Cívica y Cultural del municipio, actuó como secretario.

Las autoridades tuvieron que resguardar los restos en un motel, ya que se rumoreaba que científicos estadounidenses querían llevarse el fósil. Más tarde, el Museo de San Diego intentó adquirir el vestigio prehistórico, lo que generó controversia y reavivó el debate sobre los saqueos de los jesuitas en la región.

El 21 de agosto de 1968 quedó conformado el Patronato de Fomento de Investigación Científica del cual fue presidente el médico tijuanense José M. Balcazar, presidente del Club Rotario de Tijuana, así como el profesor Rubén Vizcaíno, director de Acción Cívica y Cultural del municipio como secretario. El patronato fue propuesto por el presidente municipal, para ayudar a los hombres de ciencia encargados de encontrar fósiles, en su momento se consideró urgente auxiliar económicamente a los investigadores para continuar con sus labores.
 Crédito: Luis G. Álvarez / Amelia Chávez

Con el tiempo, el interés disminuyó, y se suspendieron las investigaciones debido a la falta de presupuesto. Ahora, con el regreso del “tijuanodonte” a Tijuana y su exhibición en el Museo de Historia, la ciudad vuelve a destacar en el ámbito de la paleontología, permitiendo a visitantes locales e internacionales apreciar este importante hallazgo científico.

¿Te gustaría visitar la exposición en Tijuana?

Fuente: San Diego Red, El Sol de Tijuana, Tijuana Noticias, Info Baja.

Total
0
Shares
Previous Article
ColorSinaloa Nota00

Coloreando Sinaloa busca dar nueva cara a pueblos del estado

Next Article
Molienda en Mocorito: una tradición de más de 200 años

Molienda en Mocorito: una tradición de más de 200 años

Related Posts
Total
0
Share