Enoturismo en el noroeste, experiencias en Baja California

Baja California es el lugar perfecto para hacer enoturismo y adentrarse en la experiencia completa que rodea a una copa de vino 

Cada vez para muchas más personas viajar va más allá de salir de su ciudad, ir a la playa y alojarse en un hotel. Actualmente son más los interesados en vivir experiencias completas que se basen en un estilo de vida y eso es el enoturismo. Una oportunidad para descubrir todo lo que rodea al vino; su origen, elaboración, tradiciones y la gastronomía que mejor lo acompaña. 

El noroeste cuenta con el sitio perfecto para vivir el enoturismo: Baja California. Esta zona vinícola se ha consolidado como un espacio para experimentar la cultura del vino y cada año atrae a miles de visitantes a la región. Principalmente por su turismo rural, la cultura, gastronomía y, sobre todo, el vino que está en la raíces del estado desde la época misionera.

Dos mujeres viendo plantación en Vinícola, El Mogor.
Crédito: Armando Castillejos Chévez

La Ruta del Vino es un proyecto que se originó hace algunos años para aumentar la oferta turística de Baja California. El objetivo era dar forma a la producción de vino que ya existía en el estado y a sus casas vinícolas, logrando algo propio e identificando las áreas de influencia. Esta ruta es un recorrido personalizado por algunas de las más de 60 bodegas de producción, repartidas por siete valles. 

La zona de los Valles de Guadalupe, Calafia y San Antonio de las Minas concentra el mayor número de viñedos, con bodegas y vinos con reconocimiento mundial. Sin embargo, el mapa enológico de la región se extiende hacia el sur con la Antigua Ruta del Vino, conformada por los valles de Santo Tomás, San Vicente y Ojos Negros. Hacia el norte se encuentra Puerta Norte. 

Enoturismo en Puerta Norte 

Cuando se habla de la Ruta del Vino, la mayoría de las personas piensa en Ensenada. Pero también está Puerta Norte, una alternativa que ofrece una gran oferta enoturística empezando por el Pueblo Mágico de Tecate y llegando hasta Mexicali. Esta travesía promete experiencias llenas de olores, sabores y sorpresas que sin duda activan cada uno de los sentidos.

Puerta Norte se abre hacia el sur de Tecate, por la carretera que viene de Ensenada, para encontrarse con el Valle de las Palmas, donde se encuentran los Viñedos de Don Juan. Esta casa tiene más de 20 años en el mercado y una producción interesada en la conservación del medio ambiente, que si bien es un negocio familiar, tiene varios premios por la calidad de sus productos, como el Cabernet Sauvignon 2009. 

Viñedo en Baja California.
Crédito: www.horizonteinformativo.info

En el recorrido por Puerta Norte también se encuentra el Valle de Tanamá, donde se ubican las vinícolas Ulloa, caracterizada por sus rosados, tinto y tempranillo; también está Rancho Tecate, que además de viñedos ofrece un centro ecuestre, hotel y restaurante. San Lorenzo es otro complejo de entretenimiento familiar con albercas y áreas infantiles. Igualmente, la vinícola-boutique Tanamá tiene una producción de vinos de autor que comenzó en el 2000.

Puerta Norte hacia Mexicali 

Puerta Norte sigue por el Valle de San Valentín, donde se encuentran tres casas productoras: Viñedo Rosa de Castilla, asentado en las faldas del Cuchumá, montaña sagrada de Tecate, donde también se elaboran vinos de autor. 

Le sigue Casa Veramendi, administrada por dos mujeres que producen tintos de color y sabor intensos con aromas frutales. Por último está Viñas San Valentín, con su casa de campo para probar vinos hechos con una sola variedad de uva.

La Puerta Norte de la Ruta del Vino se cierra al atravesar hacia Mexicali, donde la visita al restaurante La Vendimia o a la boutique Cava La Ribö se vuelven mandatorias, hogar de una gran variedad de etiquetas producidas en los viñedos de esta ruta alternativa.

Pareja bebiendo vino con vista a viñedo.
Crédito: Getty Images

Curiosidades sobre la Ruta del Vino

  • Aproximadamente el 90% de la producción de vinos de México proviene de Baja California. 
  • Desde hace más de 130 años se hace vino de manera comercial. 
  • En la región se tienen visitantes de todo el mundo, incluyendo famosos y figuras públicas destacadas de diferentes ramos. 
  • Se piensa que la Ruta del Vino es costosa, pero hay opciones accesibles y de todo tipo según la demanda. 
  • Además de vino, los turistas amantes del queso pueden encontrar opciones como la Cava de Marcelo, un lugar que ofrece una experiencia casi suiza para degustar.  
  • En algunas casas vinícolas se suelen hacer eventos como conciertos y bodas. 
  • Anthony Bourdain, el famoso chef fallecido en 2018, visitó Baja California para documentar y se refirió a esta región como “una pequeña Toscana”, popularizando el estado en el extranjero. 
  • Se puede visitar el Museo de la vid y el vino ubicado en el Valle de Guadalupe, que cuenta con una enoteca con más de 1200 vinos. 

¿Te gustaría conocer más lugares para hacer enoturismo?

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Pasaportes mexicanos nuevos

Pasaporte electrónico mexicano: así es el nuevo documento

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
0
Share