mexicanos con estrés

Estrés laboral: evita caer en la trampa

El estrés laboral es un tipo de estrés en donde la creciente presión en el trabajo puede provocar la saturación física y/o mental del trabajador. Esto a su vez, trayendo consecuencias que afectan a la salud y al entorno más próximo del trabajador, generando un posible desequilibrio entre lo laboral y lo personal.

De acuerdo con las cifras de la OMS, en México “el 75% de los trabajadores sufre fatiga por estrés laboral o síndrome del burn out; y el 95% ha realizado horas extras en algún momento de su carrera”. 

Créditos: kernpharma.com

Estrés laboral en México

La Organización Mundial de la Salud colocó a México en un primer peldaño por encima de China y Estados Unidos, como un país con prevalencia de estrés en fuerza laboral. Este trastorno afecta a las empresas de manera directa, ya que ocasiona pérdidas por 16 mil millones de pesos anuales en el sector productivo del país, de acuerdo con la información de la consultora AON.

En las últimas décadas en nuestro país la ansiedad, el estrés y la depresión se han convertido en padecimientos comunes entre los trabajadores del sector productivo. La globalización ha dado lugar a que las empresas comiencen a implementar malas prácticas y procesos organizacionales disfuncionales que claramente afectan al principal activo de las empresas: sus colaboradores.

Esta situación, obligó al gobierno de México junto con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a establecer pautas para identificar y tratar estas alteraciones con la NOM 35 que es obligatoria desde octubre del 2019. Sin embargo, son pocos los empleados y las empresas que toman medidas y atenciones sobre ello.

El ser humano puede aguantar cierto grado de estrés, pero el problema comienza cuando la presión es constante, va en aumento y no ofrece espacios ni momentos de relajación.” Declara la revista Forbes.

¿Cómo se presenta el estrés?

El estrés laboral o burn out puede verse reflejado de dos maneras: como una adición al trabajo (también denominado workaholic o trabajolismo) y como el síndrome del quemado (burn out).

El primero de ellos, se refleja en el compromiso desmedido de algunos trabajadores por la organización. Se incrementa con el uso de la tecnología y suele desarrollar estrés, problemas familiares y personales, problemas de salud como la gastritis, colitis e incluso más graves como los cardiovasculares y el insomnio.

El segundo se puede presentar como agotamiento físico, emocional y mental, dando lugar a un desinterés de los empleados por sus tareas, baja autoestima y depresión.

Es también un hecho, que “el estrés puede ser contagioso, ya que estar cerca o ver personas en situación de estrés, puede aumentar los niveles de cortisol de la persona que observa” detalla el Instituto Mexicano del Seguro Social.

¿Cuáles son las causas del estrés laboral?

Existen varios factores que pueden ser causas del estrés laboral y no siempre afectan de la misma manera a todas las personas. Algunos individuos pueden soportar perfectamente una carga de trabajo grande, y ser incapaces de sobrellevar una gran responsabilidad. 

De igual manera, puede darse el caso de empleados que trabajan mejor con las responsabilidades grandes. Por otro lado, podemos encontrar también, a las personas que son capaces de no dejarse afectar por los ambientes pesados entre los compañeros, mientras que para otros esto puede ser impensable.

PREVECON determina que las causas más comunes de estrés laboral son:

  1. Excesiva responsabilidad en el trabajo.
  2. Demasiada carga de trabajo.
  3. Relaciones humanas problemáticas.
  4. Condiciones laborales insatisfactorias.
¿Cuáles son los síntomas del estrés laboral?

El IMSS en México, ha publicado una lista de síntomas con más detalles para detectar el estrés, y la puedes revisar a continuación: 

Emocionales: ansiedad, miedo, irritabilidad, mal humor, frustración, agotamiento, impotencia, inseguridad, desmotivación, intolerancia.

Conductuales: disminución de la productividad, cometer errores, reportarse enfermo, dificultades con el habla, risa nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales, llanto, apretar las mandíbulas, aumento del consumo del tabaco, consumo de alcohol, y otras sustancias.

Cognitivos: dificultad de concentración, confusión, olvidos, pensamiento menos efectivo, reducción de la capacidad de solución de problemas, reducción de la capacidad de aprendizaje.

Fisiológicos: músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, palpitaciones, respiración agitada, aumento de la presión sanguínea, agotamiento, mayor riesgo de obesidad y de problemas cardiovasculares, deterioro en la memoria y problemas de sueño.

Créditos: bbc.com
Consecuencias a largo plazo de sufrir estrés.

Son múltiples las consecuencias que pueden resultar de sufrir un estrés crónico laboral, algunas de ellas se presentan en la reducción de la productividad en el trabajo, la disminución de la calidad de vida del empleado, problemas de salud físicos y mentales, trastornos de depresión y ansiedad, y también incrementan los riesgos de alcoholismo y otras adicciones. 

¿Cómo prevenir el burn out?

Gestionar mal el tiempo es una de las principales causas del desarrollo de estrés laboral, ya que cada actividad o situación pendiente termina siendo sinónimo de prisa, fatiga o agitación. Si deseas evitarlo, es importante que comiences a diferenciar las cosas más importantes de tu vida laboral de las pequeñas. Planificar la agenda también es un excelente método de prevención. 

La psicóloga Fátima Izquierdo de Fundación del Corazón recomienda también:

  • Decir si a tus prioridades antes que a la de los demás.
  • Programar periodos de descanso entre tus actividades.
  • No comer en la mesa de trabajo y mucho menos saltarse las comidas.
  • Darle importancia al tiempo que vas a dedicar a tu familia. 
  • Tomar en cuenta la agenda de los demás, a la hora de planificar la tuya.
  • Programar actividades de distintos tipos.

Créditos: umad.edu.mx

Entre otros consejos, podemos también resaltar los de PREVECON que nos recomiendan:

  • Llevar una dieta equilibrada.
  • Hacer ejercicio físico regularmente.
  • Desconectarse totalmente del trabajo, una vez que se abandona la oficina.
  • Tratar de acostarse siempre a la misma hora.
  • No dormir menos de seis horas.
  • Tomarse descansos y respiros por medio de las vacaciones. 

Si deseas hacer alguna prueba para identificar tu nivel de estrés o conocer más sobre este tema, te invitamos a visitar la página del IMSS en el siguiente enlace: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/estres-laboral 

Cuídate y cuida a los tuyos compartiendo este artículo en tus redes sociales.

Quizás también te interese leer: Estrés en la pandemia: identifícalo y aprende a manejarlo

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Mariposario Baiseborimta Yo’o Joara en Sonora recibe nuevos capullos de Cuatro Espejos

Next Article

Feminicidios en Sonora: Se exige Alerta de Género ante aumento de muertes

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
0
Share