mujer sostiene a perro color cafe con el brazo derecho y una bolsa de tela cuelga de su hombro izquierdo

Hábitos eco friendly: tips para hacer de tu rutina una más amigable con el planeta

Si quieres cambiar tu estilo de vida e implementar hábitos eco friendly, aquí te damos algunos tips para que no sientas que no puedes con la nueva rutina. Créenos, no es tan difícil y el planeta lo agredecerá…

La mayoría de las personas están interesadas en cambiar sus estilos de vida a unos más amigables con el medio ambiente, con hábitos eco friendly. Sin embargo, en ocasiones, se ven limitados por pensar que no tienen tiempo para organizarse; también imaginan que no poseen el conocimiento necesario para saber cómo cambiar sus hábitos de siempre a unos más eco friendly

La verdad, no es necesario cambiar todo tu modo de vida de la noche a la mañana y aquí te platicamos de algunas cosas que podrías llegar a hacer para hacer pequeños cambios con un impacto grande.

bolsa de tela con manzanas rojas en el interior sobre el césped; hábitos eco friendly
Créditos: Priscilla Du Preez en Unsplash

Bye bye a tanto plástico

Si ingresas en tu buscador la palabra “zero-waste” muy probablemente te encuentres con historias de personas que cambiaron absolutamente su método de vida; que no compran o utilizan nada compuesto por plástico de un solo uso.

Nosotros sabemos que este método de vida tiene un gran impacto positivo para el medio ambiente, pero, son muy pocas las personas que lo llevan a cabo, debido a que es definitivamente es un gran reto. Eso o que tal vez en sus localidades no puedan encontrar algún ingrediente que no venga en contenedor de plástico, o simplemente deben conseguir o utilizar artículos con estos materiales de vez en vez.

botella de agua roja con motivos blancos sobre una roca en el bosque; hábitos eco friendly
Créditos: Evan Wise en Unsplash

Sin embargo, el hecho de no cambiar radicalmente nuestra costumbre de utilizar plástico, no significa que no podemos reducir en gran cantidad su uso. Porque sí se puede.

Y es que con pequeños cambios se logra. Por ejemplo, llevando nuestras bolsas de tela cuando vamos al mercado por fruta; tratando de llevar un termo con agua en lugar de utilizar botellas que desechamos en menos de 10 minutos; o, tal vez, dejar de comprar en el supermercado los alimentos que podrías comprar a granel en otra tienda, llevándote un frasco para almacenarlos. Parece poco, pero, haciéndolo parte de tu estilo de vida, podría llegar a hacer una gran diferencia.

Frasco de vidrio con cereal y frutos secos
Créditos: Markus Spiske en Unsplash

De igual manera existen una gran variedad de tiendas donde puedes encontrar artículos a granel o sin plástico; como champú solido o alimentos a granel. Además, también apoyas al comercio local y puedes leer mas sobre ellas por aquí.

Unos días sí, unos días no…

Como todo en la vida, nada es blanco ni negro, y eso aplica para todo, incluyendo nuestra alimentación. Con anterioridad hemos escrito sobre el impacto que tiene la industria de la ganadería sobre el medio ambiente, desde las emisiones de metano hasta el consumo excesivo de agua, lo que obviamente recae en consecuencias sumamente negativas para el medio ambiente.

Sin embargo, sabemos que es muy difícil dejar algo que es del gusto de muchos, como la carne. Sobre todo, tomando en cuenta la calidad de estos productos en el Noroeste, y la costumbre que está muy arraigada. Pero lo que sí es fácil hacer, por nuestra salud y el medio ambiente, es incorporar a nuestra vida más platillos sin presencia de algún tipo de carne; no es necesario estar de un lado o del otro, con tener el hábito de reducir el consumo de estos productos podemos contribuir con nuestro granito de arena.

plato blanco con ensalada de verduras de colores sobre una mesa de madera
Créditos: Nadine Primeau en Unsplash

Además, puedes obtener varios beneficios de adaptarte a una dieta vegana, lee acerca de esto en nuestro artículo.

Eco friendly en tiempos de pandemia

 Al inicio de la pandemia, en lo que menos pensaba la mayoría de la gente era en mantener sus hábitos de cuidado al medio ambiente. Así que podíamos ver cómo se llenaban rápidamente los supermercados de una gran diversidad de productos de limpieza, desinfectantes y geles anti-bacteriales. Entre otros artículos para desinfectar o limpiar con presencia de químicos, plásticos o materiales de un solo uso.

Y, aunque sigue siendo totalmente necesario que mantengamos las medidas necesarias de limpieza para prevenir cualquier contagio, ya hemos experimentado esta realidad varios meses. Existen varias alternativas o hábitos que pueden llegar a tener menos impacto y nos permitirán tener más control sobre la cantidad de desechos que producimos.

Algunas opciones podrían ser mantener los envases de los primeros geles antibacteriales que compraste y solamente rellenarlos para usarlos, en lugar de comprar nuevos. Los cubrebocas son un artículo que se quedarán con nosotros por un buen rato y hasta nuevo aviso; por ello, la alternativa de utilizar unos de tela reutilizables suena como la mejor idea para protegernos sin tener que tirar un cubrebocas por día.

Cubrebocas de tela blanco con café sobre una mesa blanca
Créditos: Bára Buri en Unsplash

Otras opciones son tratar de utilizar jabones sólidos. O los líquidos, pero reutilizando los envases actuales y, por supuesto, usando en nuestras casas trapos con desinfectantes en lugar de toallitas de un solo uso. Tal vez nos parezca un cambio chiquito pero, a nivel global, el uso artículos de limpieza va en aumento y necesitamos buscar alternativas que no produzcan tanto residuos.

Cambios pequeños con un gran impacto

Por alguna razón existe este pensamiento de que una persona que busca ser amigable con el medio ambiente debe tener todo en su vida orientado a ello y los que no tienen un modo de vida como este, no están haciendo nada. Y ese es un pensamiento que nos deberíamos quitar porque todos debemos hacer algo para que exista un cambio.

Desde apagar las luces cuando no se están utilizando o limitar nuestro uso de agua, hasta reducir en gran cantidad nuestros desechos. También thriftear tu ropa en lugar de siempre comprar artículos nuevos. Todos a pequeña o gran escala podemos hacer algo por este tema tan necesario.

En realidad los que vamos a disfrutar los beneficios de que este planeta esté preservado y se mantenga como es, somos nosotros y, poquito a poquito, podemos contribuir. Y tú, ¿ya adquiriste hábitos eco friendly?

Total
14
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
ciudad Tijuana contaminación de aire

Tijuana, la quinta ciudad más contaminada en América Latina

Next Article
Chico con camisa color blanca y pantalon de mezclilla saltando rampa con patineta

Keith González, el skater profesional de Hermosillo

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
14
Share