los vestidos de novia más bonitos

Lo que tienes que tomar en cuenta para elegir el mejor vestido de novia.

El vestido de novia es uno de los elementos principales en las bodas. Elegir el mejor vestido para tu boda, es quizás uno de los momentos más emocionantes que vas a vivir y también el que te va a causar más controversia. ¿Cuál es el mejor vestido para tu boda? ¿Qué tipo de vestido tengo que elegir? Hoy vamos a darte algunos consejos para ayudarte a que esta elección no sea tan difícil. 

Elige algo que vaya con tu personalidad.

El punto más importante para encontrar el vestido de tus sueños es este. Quizás no lo habías notado, pero no se trata solamente de elegir el primero que veas, si no de encontrar aquel vestido que será una extensión de tu personalidad.

 “Lo ideal es probarte pocos y después soltar una lágrima al haber encontrado el indicado.” Karen Sánchez directora de Atelier Nupcial.

Es importante que, al ser un día especial, no lo dejes en manos de las tendencias actuales. Recuerda que las modas son pasajeras y no vale la pena sacrificar tus gustos reales y tu estilo. Tampoco elijas aquel vestido que has visto en otra novia y que le quedaba genial, eso sería un error garrafal.

Quizás también te interese leer: Diseñadores de moda de Sonora que debes conocer

Define tu estilo.

Debes saber que existen varios estilos de vestidos con los que te vas a encontrar al llegar a las tiendas. Lo ideal sería elegir el que más va contigo para hacer menos pesada tu búsqueda. Lee las siguientes definiciones de estilos de personalidad y elige la que te describe más, significarán un gran avance para tu compra. 

  • Clásica. La mujer clásica es aquella que le gusta lo tradicional y siempre elige aquellos estilismos que no pasan de moda. Admira lo elegante y lo que no tiene tanto detalle. Los vestidos con cuello barco y escote serán sus predilectos. El velo de novia es para ella un top para complementar su atuendo, junto con sus joyas compuestas de diamantes y perlas.
  • Romántica. Su estilo es sencillo y siempre trata de adornar su imagen con vestidos que lleven capas de tul o tejidos delicados como la gasa. También los bordados florales son favoritos de esta personalidad.
  • Bohemia. Las chicas que prefieren casarse en la playa son parte de este grupo. La novia con esta personalidad se define por estilos que van en armonía con la naturaleza, prefiere la sencillez sin complicaciones. Elige los vestidos con telas ligeras y vaporosas, así como peinados acompañados de coronas de flores.
  • Vintage. Se define por amar principalmente los detalles con historia, los vestidos con encajes y de inspiración victoriana. Prefiere los vestidos que cuentan algo y si son heredados, mucho mejor.
  • Moderna. Las mujeres que conforman este grupo prefieren un estilo vanguardista y atrevido. Los cortes asimétricos y escotes son obligados. Así como las ligeras aberturas que dejan de manifiesto la sensualidad.

Decide si quieres un vestido a medida.

Si no lo habías pensado, tal vez ahora sea el momento de hacerlo. Un vestido de novia a medida puede ser una gran opción para ti. Lo bueno de este tipo de vestidos es que estará confeccionado al 100% basado en tu cuerpo y estilo. ¿Te has decidido por uno así? Estos son los tejidos que más se utilizan en una boda. Es excelente que los conozcas, para elegir las telas que más te gusten.

Mikado. Es una gasa natural gruesa y con un aspecto de brillo.

Brocado. Se encuentra adherido a relieves en tonos metalizados como el dorado y el plateado. Las formas que crean son dibujos de inspiración oriental o de naturaleza.

Piqué. Tejido áspero y se ve su composición como forma de malla.

Otomán. Tejido grueso y firme con un aspecto rayado.

Tafetán. Tela con mucho volumen y seda brillante.

Organza. Tejido rígido y casi transparente.

vestido de novia con tela de organza
Créditos: trajevestidosdenovia.com

Crepé. Se siente con aspecto granular. Es la más utilizada en vestidos de boda con mucho volumen o con corte sirena.

Tela crepe para vestido de novia
Créditos: enstock.top

Encaje. Es una mezcla de algodón, seda, lino y algunos hilos metálicos. El preferido entre las novias mexicanas.

Créditos: matrimonios.cl

Gasa. Tela para vestidos vaporosos. Ideal para bodas en playa.Tul. Su textura es transparente y áspera. La estrella de vestidos de novia con corte princesa.

Créditos: googleimages.com

Toma en cuenta tu tono de piel.

El color de tu vestido de novia debe ser elegido, tomando en cuenta tu tono de piel. Los vestidos no son totalmente blancos, por lo que es ideal que conozcas los colores que te vas a encontrar.

Colores para vestidos de novia
Créditos: zankyouweddings.com

Blanco puro. Espectro de tonalidad azulada y con cierto brillo a la distancia. Ideal para novias con un tono de piel oscuro.

Blanco nieve. Un blanco igual al color de la nieve. Es ideal para las chicas morenas.

Crudo/blanco roto. El más utilizado por las novias. Si no tienes el tono de piel muy moreno ni muy claro, este es el ideal para ti.

Perla. Con un ligero tono de vainilla. Es un color muy elegante, ideal para pieles morenas.

Marfil. Un color parecido al beige. Perfecto para un tono de piel claro.

Champán. Con ligeros destellos de dorado es ideal para las pieles morenas.

Nude. Se utiliza más para los detalles en los vestidos. 

Rosa empolvado. Un color que tiene su lugar en la lista, debido a la tendencia vintage. Una opción para aquellas chicas que quieren lucir como princesas.

Presta atención a tu tipo de cuerpo.

Son muchas las siluetas que puede tener el cuerpo de una mujer, precisamente por eso, es vital que identifiques el tuyo para que puedas elegir el vestido más cómodo y favorecedor para ti. Toma nota de los tipos de cuerpo y determina el tuyo.

Créditos: shutterstock.com

Cuerpo rectángulo. Este tipo de cuerpo se caracteriza por no tener curvas. Es mejor evitar los diseños que sean muy fluidos, con mangas cortas, escotes cuadrados y en forma redondeada. Elige los entallados para marcar tu cintura y dar un balance a tu figura. 

Cuerpo triángulo. La cintura y las caderas de este cuerpo son más anchas, por lo que es necesario resaltar la parte superior. Un vestido de novia línea es recomendable, así como uno de corte princesa. Los detalles y bordados son recomendables que estén en la parte del busto para hacer un gran balance.

Cuerpo redondo. Este cuerpo tiene muchas curvas por lo que lo mejor es que se elija un vestido con falda de caída. Los escotes v son muy favorecedores. Entre menos detalles, mejor.

Cuerpo reloj de arena. A esta silueta le favorecen los diseños de corte sirena y los escotes de barco. Si tienes mucho busto, trata de no elegir detalles al frente si no de lado. 

Cuerpo en triángulo invertido. Al estar más ancho de la parte superior, es importante darle volumen a la cadera. Los vestidos de novia con falda voluminosa son excelentes para que este tipo de cuerpo luzca espectacular. 

Por último, es importante tomar en cuenta otros aspectos como:

El volumen del busto. Para disimular el tamaño de tu busto apuesta por un escote V que no sea pronunciado. Si por el contrario tienes poco, elige un diseño con drapeado en el pecho.

La altura. Si eres chaparrita olvídate de los vestidos de novia con mucho volumen en la falda.

Si tienes curvas. Elige un vestido corte princesa o con muchos pliegues.

Si eres muy delgada. Elige vestidos con volumen en las mangas o en la falda.

Embarazada. Si estás en tus primeros meses de embarazo puedes elegir según tu tipo de cuerpo, después de cuatro meses es mejor apostar por un vestido corte imperio. 

No te olvides de elegir un vestido que te de libertad de movimiento

Toma en cuenta este punto a la hora de elegir. Entre más confiada te sientas al moverte, mejor te vas a ver porque vas a fluir con tu vestido. 

Últimos detalles para tomar en cuenta a la hora de elegir el vestido ideal para tu boda.

Recuerda llevar a pocas personas a tu búsqueda de vestido. Entre menos personas, mejor. Así no tendrás que lidiar con todas las opiniones.

Elige un vestido de tu talla actual y no uno más pequeño. Es más sencillo que el modista lo ajuste si bajas de peso, en lugar de soltarle porque te queda chico.

Trata de buscar tu vestido por lo menos nueve meses antes de tu boda. De esto depende factores como el peinado, los accesorios, el maquillaje y el tipo de zapatos.

Agenda una cita con un diseñador de moda para que te ayude con la elección. 

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Hombre arregla vestido de un maniquí

Andrés Romo: un diseñador sinaloense que triunfa en Europa

Next Article
Rastreadoras de El Fuerte

“Te nombré en el silencio”, documental sobre Las Rastreadoras del Fuerte en Sinaloa

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
1
Share