Lord Jirall durante juego de League of Legends

Lord Jirall, un pro player de esports originario del noroeste

NORO entrevistó a Lord Jirall, uno de los pro players mexicanos de League of Legends que más ruido ha hecho en el sector de los esports

Lord Jirall durante juego de League of Legends
Créditos: Código esports. Contact us for Credits or Removal request. All rights and credits reserved to the respective owner (no copyright intended).

Dicen que cuando una oportunidad llega debe encontrarte trabajando. Así le sucedió a uno de los jugadores de esports más sobresalientes de los últimos años. Se trata de Daniel del Castillo, mejor conocido por la audiencia de League of Legends como Lord Jirall, originario del noroeste de México.

Al proponerle a Jirall esta entrevista no dudó en aceptar. Primero, porque el originario de Ciudad Obregón nos compartió que el noroeste de México es un semillero de gamers, especialmente Sonora. Segundo, porque al radicar en Ciudad de México, la nostalgia por su tierra, amigos y comida es grande. Por tanto, la charla con este medio fue un pretexto para hablar del noroeste y de su pasión por los esports.

Así, una tarde de un domingo de junio nos conectamos a través de una videollamada de zoom y pretendimos estar en un café charlando cara a cara. Después de saludarnos y agradecerle el tiempo a Daniel, comenzamos con las preguntas.

Daniel, de 24 años, juega profesionalmente desde los 18 y ha competido a nivel internacional.

Daniel, platícanos un poco sobre ti y sobre los proyectos en los que te has involucrado durante los últimos años.

Para no hacer la historia muy larga, soy Daniel del Castillo. Tengo 24 años, casi 25, y llevo dedicándome a lo que en el ámbito de los videojuegos se conoce como esports o deportes electrónicos. En este caso, al League of Legends (LOL), que es un juego en línea muy popular. Juego desde que tengo 18 años, más o menos. En este juego logré competir en el máximo nivel de Latinoamérica. También tuve la fortuna de ganar varios campeonatos y asistir a muchos torneos internacionales. Recientemente dejé de jugar juegos en sí y pasé a ser comentarista. Sí sigo siendo parte de la liga, pero en lugar de jugar soy talento en cámara.

Jugador de esports "Lord Jirall"
Créditos: Vía esports.

Para todos aquellos que no conocen el videojuego, ¿podrías explicar qué es League of Legends?

La manera más fácil de describirlo sería decir que es un juego en equipo. No juegas individualmente, como en el ajedrez, sino que lo haces con cuatro compañeros más. Es decir, son cinco personas que juegan contra otras cinco. Para ello se forman varios equipos competitivos, varias organizaciones que quieran tener una escuadra de LOL. Es un juego de estrategia y trabajo en equipo.

Esencialmente, tú controlas un personaje como un héroe con ciertas habilidades, y trabajas con tu equipo para ganarle a los héroes del rival y romper su ciudad o “pequeña base”, por así decirlo, y luego ganar la partida.

En este sentido, ¿cómo fue tu acercamiento al mundo de LOL? ¿Fue a los 18 años?

En realidad, juego desde hace más. A los 18 me empecé a dedicar a LOL como profesión, en torneos. Pero juego desde los 13 años. Prácticamente llevo unos 10 años, desde que salió el juego como activo y todo eso.

La manera en la que entré… Siempre me han gustado los videojuegos como hobbie y este era como uno más, solo que en vez de ser el clásico Nintendo, Xbox o Playstation, este se juega en computadora. Esa sería la gran diferencia. Pero sí llevo bastantes años ya. Para mí empezó como cualquier otro hobbie, hasta que en un punto decidí meterle más horas, meterle más tiempo y tratar de ser de los mejores jugadores.

Daniel, ¿alguna vez imaginaste que te convertirías en uno de los más grandes jugadores de Latinoamérica? ¿Que alcanzarías las mejores posiciones?

Antes de pertenecer a un equipo, juegas partidas y te emparejan con gente al azar, de manera aleatoria, en un nivel parecido al que tienes tú. Hay un sistema de ranking donde cuanto más ganas, más puntos acumulas. Así que te van a tocar personas de un nivel similar en cuestión de habilidad.

Realmente esa es mi historia. Salí “de la nada”, por decirlo así, y eventualmente pasé por muchos equipos. Fue hasta mi sexto equipo, que era el Lyon Gaming, uno de los que más fama tuvo en México, que logré ganar un campeonato.

Con Lyon gané tres torneos y me tocó ir a varias competencias internacionales. Fui un par de veces a Brasil, a Argentina, fuimos a China a un campeonato mundial. Luego cambié al Rainbow 7, y el año pasado jugué en un equipo argentino que se llama Isurus. Ese fue mi último año como competidor.

Equipo de Rainbow 7
Créditos: Vía Mas gamers.

Daniel, sabemos que has tenido innumerables experiencias durante tu trayectoria como jugador profesional de LOL. Pero, ¿hay algún viaje o juego que se te haya grabado como uno de los mejores momentos como jugador de LOL?

Yo creo que el torneo más memorable fue el internacional que jugamos en Brasil. Cuando ganas la región, ganas Latinoamérica, y vas a representarla jugando contra otros equipos de todo el mundo. Por ejemplo, contra el propio equipo de Brasil o de Turquía, Oceanía, sureste de Asia, de Japón, etc. Por mucho tiempo, Latinoamérica se consideraba como una región débil, pues como en cualquier deporte, hay países o hay regiones que dominan y otras que flaquean.

Si bien este es un videojuego, sucede algo paredido. Los equipos asiáticos suelen ser fuertes, especialmente China y Corea, y Latinoamérica se percibía como una región débil. Cuando jugamos ese torneo en Brasil en 2016, fue el mejor torneo que tuvo Latinoamérica hasta ese entonces. Hicimos muy buen papel, a diferencia de lo que se había logrado anteriormente. Fue poner a Latinoamérica en el mapa. Así que dijimos “ok, si podemos jugar bien, podemos ganarles y tienen que respetarnos”. Por eso digo que fue el más memorable.

Sabemos que los esports están llenos de retos, ¿podrías compartirnos los mayores obstáculos a los que te has enfrentado como jugador de LOL?

Si le platicas a alguien: “Sí, juego este videojuego a nivel competitivo, tengo que practicar y ser muy bueno”, muchas veces lo pueden menospreciar. Como si fuera solo jugar un videojuego sin pensar en la dificultad. Pero, al final del día, es una competencia, y si quieres ser de los mejores tienes que practicar de 12 a 14 horas al día.

Obviamente, el estrés está ahí. Hay roces con los compañeros si las cosas no salen bien. Es algo que, como en cualquier deporte, si quieres ser el mejor tienes que darle durísimo, tienes que practicar demasiado, enfocarte. Aunque sea un videojuego no quiere decir que ese esfuerzo sea menor, que el desempeño de los mejores valga menos por decirlo así. Creo que es uno de los mayores retos, el sobrellevar este estilo de vida. Fue parte de por qué decidí dejar de jugar en algún punto, porque el estilo de vida ya me era muy pesado, y sentí que era mejor intentar otra cosa.

Lord Jirall con grupo de analistas de juego League of Legends
Créditos: Vía Récord. Contact us for Credits or Removal request. All rights and credits reserved to the respective owner (no copyright intended).

¿Y cómo es un día típico como un jugador de esports profesional, viviendo en una gaming house?

Es flexible. Uno normalmente juega una o dos partidas de torneo a la semana. Los días de práctica normal es levantarte temprano, ocho o nueve de la mañana. Yo iniciaba el día haciendo cualquier rutina o ejercicio, como ir a correr, solo para empezar el día un poco más activo. Luego era meramente la práctica.

Después del desayuno, generalmente uno puede practicar por cuenta propia. Si bien es un juego en equipo tú puedes practicar de manera individual y hacer tu tarea, por decirlo así. Ya por las tardes son entre seis y ocho horas de práctica en equipo. Se tienen bloques de practica agendados con otros equipos de la competencia, que se manejan de manera confidencial. Juegas una partida y luego hay un review grupal donde se da retroalimentación y se discuten estrategias de juego, se mejora la comunicación del equipo, la coordinación. Realmente ese es el 90% del día de un pro player. Vas puliendo detalles y mejorando como equipo. Eventualmente te toca jugar en la competencia, que generalmente sucede en fin de semana.

¿Cómo era la vida junto a tus compañeros de equipo durante la preparación para torneos y juegos importantes?

En los videojuegos en línea es normal que, por ejemplo, si yo vivo en Obregón juegue desde mi casa y que mi compañero de Perú juegue desde allá. Pero los equipos más fuertes de la región sí usan un sistema de jugar en una gaming house o una “casa de juegos”, a donde se muda todo el equipo: los cinco jugadores, el suplente, el entrenador, el analista y hasta un psicólogo. Pueden ser hasta 12 personas viviendo en una casa. Así es como he vivido por mucho tiempo en mis equipos, con todos mis compañeros.

¿Son jugadores de toda Latinoamérica?

Sí, si competimos en Latinoamérica. No quiere decir que no pueda venir alguien de otro país a jugar, ahora sucede mucho que los mejores equipos integran refuerzos de Corea, que como te mencionaba es una región muy fuerte en lo que respecta a League of Legends. Puedes tener, por ejemplo, dos mexicanos, un argentino y dos coreanos.

En mi caso, sí estuve en equipos con solo latinos. Se forman combinaciones interesantes y buena convivencia, también.

¿Cuál fue el mayor reto al que te enfrentaste al haberte mudado tan joven a una gaming house y tomar una ruta atípica a la de la mayoría de los jóvenes? ¿Cuál fue tu experiencia en ese sentido?

Sí tuve oportunidad de estar un año en la universidad. Cuando tenía 18 años, entré al ITSON. Pero, en un punto, no me daba tiempo para las dos cosas. Si yo quería dedicarme a esto, tenía que mudarme a la casa que estaba en Monterrey. Viví un par de meses allá cuando entré al equipo de Lyon Gaming, por lo que tuve que abandonar los estudios.

Al entrar a jugar a uno de los mejores equipos, tenía que meterme de lleno. No solo para triunfar en la región sino también a un nivel internacional en contra de jugadores excelentes de otras partes del mundo. Sí fue necesario dejar la escuela y no lo vi como algo muy malo, sino como un sacrificio necesario. Al día de hoy no me arrepiento. Creo yo que sí es un estilo de vida bastante pesado, pero en algún punto puedo estudiar de nuevo si es lo que deseo hacer. Pero la oportunidad de ser jugador profesional y vivir todo esto no es algo que me vea haciendo a mis 30 o 35 años, prácticamente era hacerlo en ese momento o ya nunca hacerlo, y yo quería ver hasta dónde podía llegar.

Posteriormente, platicábamos con Lord Jirall que él, junto con otro jugador originario también de Sonora, Seiya, fueron reclutados durante las mismas fechas y la comunidad gamer del noroeste no ha dejado de crecer en los últimos años.

Daniel, ¿qué opinas de la comunidad gamer del noroeste de México? ¿Cómo ves el crecimiento de este sector en la región?

En cuanto a League of Legends, en México, la mayor cantidad de jugadores que han llegado al máximo nivel han salido de Sonora. Actualmente hay coaches, analistas y jugadores, todos originarios de Sonora. De hecho, se hizo una competencia interestatal en México, donde cada estado tenía a sus mejores cinco jugadores y jugaba un estado contra de otro. Sonora ganó sin dificultades. Los jugadores estaban muy por encima de los de otros estados. Esto no quiere decir que no haya buenos jugadores en todo México, pero Sonora se conoce como la cuna de los esports. Mi teoría es que hace mucho calor y todos estamos encerrados. Quizá suene muy estúpido, pero puede ser motivo de por qué salen tantos jugadores de acá.

“Ser realista y responsable”, uno de los consejos que le da Daniel a los que les interesa dedicarse a los videojuegos de manera profesional.

Daniel, ¿qué consejos les podrías dar a quienes busquen adentrarse en el mundo de los esports?

Realmente serían dos cosas, la primera es que depende de ti hasta dónde puedes llegar. Suena tal vez fantasioso para algunos, pero cualquier jugador que veas y que consideres que es muy bueno, de México o de cualquier región del mundo, en algún punto fue malo, en algún punto empezó a jugar y fue mejorando poco a poco. Creo que el límite lo pones tú. Es importante que encuentres cuáles son tus fortalezas, ya sea que juegues este videojuego u otro.

Es importante saber qué es lo que te gusta más, lo que más disfrutas, y a qué tipo de juego estarías dispuesto a darle más horas para llegar a algún lugar con él.

Y lo segundo, es que se debe ser realista y responsable. Es importante estar consciente de dónde estás, a dónde te gustaría llegar y qué estás dispuesto a hacer para lograrlo, pero sin sacrificar más de lo que corresponde.

Jugador de LOL Daniel del Castillo
Créditos: Código esports.

Daniel, para finalizar y saliéndonos un poco del tema, ¿qué es lo que más extrañas o disfrutas del noroeste, aparte de los tacos?

Suena tonto pero sí, disfruto mucho la comida de Sonora en general. Es algo difícil de replicar. He ido aquí en CDMX a taquerías estilo Sonora o Sinaloa, pero nunca es lo mismo. La comida de allá tiene su encanto, la cultura incluso. Es cuando de vez en cuando me despierto y digo: “Extraño estar en Obregón en este momento”.

Al fin, agradecimos a Daniel, Lord Jirall, por tomarse un tiempo para contarnos sobre sus experiencias y puntos de vista. Sonriente, él agradeció al equipo de NORO, no sin antes acordar que llegando a Sonora iríamos definitivamente por tacos.

Si quieres conocer más sobre la vida de un pro player puedes seguir a Daniel en su cuenta de Instagram o Twitter, donde los encuentras como @LordJirall. Así no le pierdes la pista a este norteño que está dejando su huella en los esports.

Total
5
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Vacunción jóvenes de 30 a 39 años

Covid-19: inicia registro de vacunación para personas de 30 a 39 años

Next Article
Exposición emprendedores en Infoagro Sinaloa

Infoagro Exhibition México 2021: Sinaloa es potencia económica en la agricultura

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
5
Share