Marissa Mur: canciones para alegrar el alma

En entrevista, la cantante hermosillense Marissa Mur nos contó parte de su historia y lo que viene para su tercer disco, que saldrá en 2022

La cantautora Marissa Mur tiene las raíces clavadas en Sonora. Aunque su amor por la música la llevó a Ciudad de México cuando tenía 18 años, Hermosillo es el lugar donde vive su familia. Aquí está su playa predilecta y el comienzo de su historia como artista. Sin embargo, mientras vivió su niñez y adolescencia en el noroeste nadie tenía idea de que cantaba, pues Marissa era tímida y estaba concentrada en la natación.

“La música siempre estuvo, desde los ocho años cuando me llegó mi primera guitarra una Navidad empecé con la música y escribiendo poemas. Era muy tímida y me costaba mucho expresar mis sentimientos. A los 15 años hice mi primera canción y hoy tengo la fortuna de seguir haciéndolo”, contó Marissa Mur en entrevista con NORO.

La artista de 34 años ya va por su tercer disco, que tiene planeado lanzar a inicios de 2022. Aunque todavía no quiere dar el nombre, adelantó que será una fusión de pop con ritmos caribeños.

Marissa Mur.
Crédito: Cortesía Marissa Mur

El primer álbum que sacó fue en 2015 y lo describe como “un experimento” con baladas tristes. Después de ese disco se dio cuenta de que el mensaje que quería dar iba más por el camino de la alegría, el amor, la esperanza y saber disfrutar la vida a pesar de las adversidades.

Logró transmitir ese mensaje en su disco Amores, que llegó después de Darlo Todo, una canción que escribió para México y que fue “el parteaguas” en su carrera. Con este tema pudo conectar con miles de personas, sobre todo por el contexto emocional que se vivía en el país tras el terremoto de 2017.

El verdadero sonido de Marissa Mur

Marissa descubrió los ritmos caribeños cuando se fue a vivir a Ciudad de México. Los sonidos de su niñez en casa eran más apegados al rock y al pop. Fue hasta Amores que se enamoró de los sonidos y empezó a fusionar géneros y distintos ritmos folclóricos latinoamericanos. Sin embargo, estos ritmos venían acompañados de nuevos mensajes, que serán reforzados para su tercer disco, quizás con alguna relación a sus aprendizajes durante la pandemia

“Mi evolución musical va muy de la mano con mi evolución personal y espiritual. Me di cuenta de que tenemos mucho, más en estos momentos de pandemia que empiezas a valorar todo lo que tienes y a disfrutar las cosas sencillas. Se nos olvidaba que lo más importante está en casa, en la familia, los amigos y vivir cada momento. Disfrutar del hoy, creo que eso se ve reflejado en mi música”, contó Marissa Mur. 

“La música me ha llevado por caminos muy bonitos y me ha enseñado a arriesgarme y no quedarme con las ganas, hacer lo que mi corazón siente” 

Marissa Mur

El sencillo más reciente de Marissa, Ojitos de aceituna, que hizo con colaboración con el cantante chileno Gepe, se dio justamente en la pandemia. Fue una muestra de que los riesgos pueden dar buenos resultados. 

Crédito: Marissa Mur

“A Gepe no lo conocía, de hecho no tengo el gusto de conocerlo en persona, pero esta pandemia ha tenido muchas cosas buenas porque nos ha acercado a artistas y a todos. Hemos aprendido a ser más solidarios y empáticos y creo que el corazón lo tenemos más encima que cualquier otra cosa. Contactamos a Gepe, le enviamos la canción, le gustó y un día empezamos a hablar por WhatsApp, así llegó esta canción, de una forma muy natural”, reveló. 

NORO: ¿Cómo fue abrirte camino en Ciudad de México? 

Marissa Mur: Al principio me costó un poco porque obviamente el ritmo de vida de Hermosillo a Ciudad de México es otra onda. Yo soy muy hogareña, nunca me fui de intercambio y siempre estuve en mi casa. Venir a una ciudad supergrande, con un ritmo de vida distinto y sola porque no conocía a nadie, fueron muchos sentimientos encontrados, pero a la vez tenía muchas ganas y sueños por delante. 

Recuerdo que los primeros meses sufrí un poco la soledad, aprender a estar sola y vivir sola, todos esos cambios que llegan cuando ya eres adulto y tienes que madurar de jalón. La música me ha salvado siempre, me ha acompañado en mis momentos más bonitos y los más complicados y creo que por eso me dedico a la música, porque me gusta compartir historias de amor. 

Es una ciudad que me ha abrazado desde el primer momento que llegué, tanto dentro de la música como fuera de ella. 

Marissa Mur en estudios de Sony Music.
Crédito: Instagram @marissamur_
NORO: ¿Planeas más colaboraciones o sacar sencillos antes del lanzamiento?

Marissa Mur: Vienen más sencillos y más colaboraciones que pronto van a poder descubrir, se irán revelando en estos meses. Este es un disco que ha hecho una revolución en mi vida. Es muy divertido y creo que ha fluido de manera muy bonita, sin pensar tanto y poniendo el corazón.

Me decían que el merengue no se escucha en México, pero no me importa. Creo que hay un nicho de muchos cantautores haciendo cosas muy padres. No importa cuál sea el género mientras pongas el corazón y conectes con el mensaje. En cada canción soy muy clavada con las letras, las cuido y siento una responsabilidad por compartir un mensaje positivo y sembrar algo bonito en las personas. 

NORO: ¿Está en tus planes regresar a Hermosillo para alguna presentación? 

Marissa Mur: Voy muy seguido y trato de hacerlo lo más seguido que puedo. Intento ir a descansar, comer carne asada y coyotas. Disfruto mucho con mi familia y es otro silencio, son dos ciudades distintas que las amo. Me encantaría regresar a un festival o a un show propio. Yo crecí allá y para mí Hermosillo me hizo, descubrí todo lo que quería hacer, los sueños, la pasión y las ganas que tenía. Me ayudó a tener esa fuerza y perseverancia ante la vida. Amo ir a las playas y relajarme, tenemos cosas hermosas por allá. 

Marissa Mur en Parque la Ruina en Hermosillo.
Crédito: Instagram @marissamur_
NORO: ¿Cómo has procesado la pandemia? 

Marissa Mur: Se empieza a ver la luna en la pandemia, pero cuando empezó fue una distancia. Extrañaba mucho a mi familia. Poder estar en videollamada o conectar con artistas que no conozco en persona es bendito. 

Me gusta el equilibrio, utilizar los recursos que tenemos. Pero soy más a la antigua, hablar con las personas y no estar tanto en redes sociales, pero es el único medio que tengo para acercarme a mis fans mientras empiezan los shows en vivo. 

Soy mucho de abrazar a mi gente, el contacto visual y todo eso. La tecnología es bendita pero extraño esa vida que teníamos. Muchos nos hemos dado cuenta de que esto es algo que va a seguir y nos tenemos que adaptar a la nueva normalidad. Estoy feliz de que ya voy a regresar a los escenarios en un festival icónico como es el Cervantino. Había soñado con estar ahí, se me hizo y allá estaré el 30 de octubre con toda mi banda. 

Puedes escuchar las canciones de Marissa Mur en Spotify o YouTube.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Zona de Silencio

Zona del Silencio: tips para visitar este espacio místico

Next Article

Reparar juguetes y conservar recuerdos: la filosofía de trabajo de Reparilandia

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
0
Share