Meme García: maquillista en busca de la obra más hermosa del mundo

La artista escénica y maquillista sonorense, Meme García, platicó con NORO sobre su carrera, los retos que ha enfrentado y su visión

Cuando Esmeralda García estudiaba la carrera de actuación se encontró con la necesidad de aprender a maquillarse. El arte circense que practicaba, así como otro tipo de presentaciones, requerían caracterizaciones específicas. Esa inquietud la llevó a entrar a un taller de maquillaje como oyente. Pocas semanas después tuvo su primer trabajo como maquillista en la muestra de Un Desierto para la Danza, en Sonora. A los dos años de su primera clase, estaba maquillando en su primera película, Apocalypto, de Mel Gibson. Fue así que nació la figura de Meme García, sello artístico que adoptó esta artista nacida en La Paz, Baja California, pero residente de Hermosillo desde los seis meses de edad. 

“Todo sucedió muy rápido, tan rápido que de repente me di cuenta que había terminado siendo más maquillista que actriz. Son cosas que la vida te va acomodando y llevando. Sigo haciendo teatro y presentaciones, sin embargo ahorita estoy muy enfocada en mi trabajo como maquillista. Estoy en búsqueda de la obra más hermosa del mundo, y cuando llegue a ese momento cúspide es cuando me voy a sentir tranquila”, contó Meme García en entrevista con NORO. 

Meme García representando a la diosa  Abundantia en colaboración con la maquillista Kareen Ruiz.
Crédito: Facebook Meme García

Como maquillista, Meme se especializa en el maquillaje de caracterización, efectos especiales, pintacaritas y maquillaje para cine, teatro y televisión. Además, creó su propio programa de estudios: Maquillaje Escénico Fantástico. Mientras, no ha dejado de prepararse y combinar diferentes técnicas. Para la artista, este es el camino a “la obra más bella del mundo”, instante que asegura que podría aparecer y no darse cuenta. 

“Creo que lo más importante no es llegar a ese momento, sino estar en la búsqueda. Por eso siempre me estoy preparando, tomando talleres nuevos. No sé cómo va a suceder, no sé si llegará o me daré cuenta, pero en cada creación que haga estará esa inspiración”. 

Meme García

Los grandes retos de Meme tras la brocha 

Con 17 años como maquillista, Meme se ha enfrentado a muchos retos en su carrera. Uno de los más grandes fue haberse separado de la actuación. A Meme le tomó años soltar la idea de que no estaba actuando y abrazar su amor por el maquillaje. En este camino, descubrió que al ser actriz podía entender el maquillaje desde la creación genuina de los personajes y llevar un poco más lejos su trabajo. 

Ya como maquillista, los retos de Meme también surgieron. Uno de ellos fue durante la filmación de una película coproducida por México y España. Ahí, la actitud despectiva de una primera actriz, a quien prefirió no mencionar, obligó a Meme a encontrar fuerza interna para defender su trabajo. 

“Cuando te enfrentas a personas así estás jugando con egos grandes, con el icono. Te ven chiquita y no te toman en serio, tenía 26 años, tuve que sacar mucha garra para estar frente a esta persona y que me dejara hacer mi trabajo. Esta sería la primera vez que sentí el maquillaje como un reto. En Apocalypto todo fue maravilloso, a pesar de que era una producción grandísima que implicó hasta 20 horas maquillando de pie”, contó la maquillista. 

“No importa de dónde eres”

Otro de los retos de Meme sucedió en 2019, cuando la llamaron para trabajar en la ópera Aida, de  Giuseppe Verdi, que se montó en el Estado de México. En esta puesta en escena, Meme estaba a cargo del maquillaje de 200 artistas. Aquí, la batalla fue interna y no física, pues se enfrentó a comentarios de personas que dudaban de ella al “ser de provincia”. Meme se sintió pequeña, pero sabía que el director la quería ahí, conocía sus habilidades artísticas, de colaboración y laborales, y que cuando se tiene eso, “no importa de dónde eres”. 

Artista de la ópera “Aida” de  Giuseppe Verdi después de ser maquillada por Meme García.
Crédito: Facebook Meme García

“Me dije: ‘tengo que estar centrada emocionalmente para poder llevar a cabo este trabajo. Si estoy desbalanceada y no creo en mí, con todo y currículum, esto no funcionará. Me la voy a aventar, lo voy a lograr, solo tengo que encontrar la manera’. Me percaté de lo importante que es estar en tu centro. Todo salió bien, la confianza que me tenía que ganar era la propia, para poder expresarla a los demás y que ellos confiaran en mí, para que el trabajo fluyera”, expresó. 

Uno a uno con Meme García  

En entrevista, Meme García platicó más sobre su experiencia artística, sus proyectos y los grandes maestros de su vida.

Cuando la gente se ve en el espejo, ¿qué ves tú en ellos? 

“Es el momento en el que te das cuenta si las cosas funcionaron o no. Puedes ser un maquillador con mucha experiencia y no quiere decir que todo lo tienes hecho, habrá días buenos y otros no tanto. El momento del espejo es importante cuando lo ves. Al hacer pintacaritas y trabajar con niños es demasiado evidente, a veces lo grabo, porque son tan espontáneos en su reacción y honestos que me doy cuenta. Es rico ese momento, más cuando sabes que quedó padre”. 

En este presente con pandemia, ¿tienes algún proyecto en puerta? 

“Trabajo en línea desde el 2018, mucho antes de la pandemia, fue un campo que quise explorar para llegar a más partes del mundo de una manera relativamente más sencilla. A pesar de que tenía miedo de la pandemia, se me despuntaron los cursos en línea. Desde la mitad del 2020 lo he aprovechado como nunca. Para las personas que nos dedicamos al trabajo digital es un buen momento, hay gente que no creía en la educación en línea y ahora ha visto las bondades que implica esta modalidad. La virtualidad nunca será igual que la presencialidad, pero la gente ha visto el lado bueno del mundo digital y a algunos nos ha beneficiado. Hay que seguir creando oferta educativa, que sea una opción”. 

Imagen de pantalla de taller de pelucas de Meme García.
Crédito: Facebook Meme García
Ahora tú eres maestra, ¿a qué maestros recuerdas y agradeces? 

“Siempre digo que he tenido tres grandes maestros en la vida. Francisco de Luna, con quien tomé mi primer taller como oyente y a quien siempre recurro para consejos. Mi segundo gran maestro fue Roberto Ortiz. Trabajé en cine con él en ciudad de México y es uno de los grandes maquillistas effects que hay en el país. Me siento muy honrada de haber sido parte de su equipo y que me adoptara para enseñar. Mi tercer gran maestro es Edgar Ruiz, de Go fx studio. No me ha soltado, de hecho acabo de hacer mi primer película de terror y el maestro fungió como mi mentor. Ellos son mis tres grandes maestros, los que han rebasado la barrera de la educación técnica y han hecho algo más integral en mi vida. Ha sido una fortuna y siempre estaré agradecida con ellos”. 

Si quieres conocer más del trabajo de Meme García, puedes visitar su sitio web o redes sociales en Instagram, Facebook y TikTok.

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Perro enjaulado

Ley de Protección Animal en Sonora permite denunciar el maltrato

Next Article

Viajar por el noroeste: apps para trazar tu ruta

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
2
Share