Mujeres en Tokio 2020: el deporte como plataforma para la igualdad de género

El papel de la mujeres en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya es histórico, no solo por los logros deportivos, sino por evidenciar sus posturas sociales

La incursión de las mujeres en los Juegos Olímpicos, y en el deporte en general, no ha sido una batalla fácil de ganar. Ellas obtuvieron su lugar a base de lucha y esfuerzo, y también de soportar discriminación. Sin embargo, estas olimpiadas han mostrado que el silencio ya no es opción al momento de enfrentar la realidad de las mujeres.  

Hoy en día, la igualdad de género en el deporte sigue siendo una carrera de obstáculos. Muestras hay muchas: desde la etiqueta “deportes para hombres y mujeres” que no se dice pero se ve, la brecha en los salarios, el mayor número de entrenadores hasta la mayor presencia en medios de comunicación de los hombres. Si bien hay mucho trabajo por hacer en esta materia, algunos pasos en dirección a la igualdad de género en el deporte ya se dieron en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Nadie se los solicitó y no se esperaba que lo hicieran, pero más de una mujer ya marcó historia en Tokio al poner sobre la mesa distintas realidades. Algunas de ellas lo hicieron con posturas feministas en pro de la libertad e igualdad de género. Otras, con sus decisiones tocaron temas que cambiarán el rumbo del deporte, para todos y para siempre. Repasemos esos momentos. 

Uniformes de cuerpo completo en gimnasia 

En Tokio, la lucha contra los estereotipos en la vestimenta se hizo presente. El equipo de gimnasia femenino de Alemania optó por uniformes de cuerpo completo, sin recibir ninguna penalización. Este acto fue catalogado como una manifestación en contra de la sexualización de la mujer en el deporte.

Equipo de gimnasia femenino de Alemania.
Crédito: www.elsiglodetorreon.com.mx

Las gimnastas declararon que se trataba de sentirse cómodas. Su intención fue demostrar que cada mujer, en todo el mundo, debería ser libre de elegir cómo vestirse en cualquier situación. 

“No significa que no queramos usar el leotardo ‘normal’ más. Es una decisión día a día, basada en cómo nos sentimos y qué queremos. El día de la competencia, decidiremos qué ponernos”. 

Elisabeth Seitz, gimnasta alemana. 

De igual forma, las noruegas se despidieron del bikini. Aunque no fue dentro de los Juegos Olímpicos de Tokio, no puede dejar de mencionarse que la selección noruega de balonmano (handball) de playa se negó a usar bikini para competir. En cambio, usaron pantalones de licra cortos, igual como lo hacen los varones. Esta decisión les consiguió una multa de 1764 dólares durante los juegos europeos celebrados a finales de julio en Bulgaria. 

Selección noruega de handball de playa.
Crédito: www.foxsports.com.mx

El eco de esta acción en contra del sexismo en el uso de uniformes llegó hasta la cantante Pink, quien se ofreció a pagar la sanción: “La federación europea de handball debería ser multada por sexismo”, dijo la artista en sus redes sociales. Sin embargo, el director de la Federación Noruega de Balonmano, Kare Geir Lio, dijo que la organización se encargaría de la multa. Al igual que lo hecho por las gimnastas, la acción de las noruegas provocó que el mundo pusiera atención a la exigencia de ciertas vestimentas para el sexo femenino, común en otros deportes. 

Una mujer trans participa por primera vez en unos juegos olímpicos

Los Juegos Olímpicos Tokio 2020 recibieron por primera vez a una participante transgénero, la levantadora de pesas Laurel Hubbard. La neozelandesa compite en la categoría femenil de los 87 kilogramos. 

Laurel Hubbard.
Crédito: s.libertaddigital.com

La clasificación de esta mujer de 43 años fue posible después de que el Comité Olímpico Internacional (COI) cambiara sus reglas en 2015. Ahora, una atleta transgénero puede participar en las competencias en la categoría femenil si sus niveles de testosterona están por debajo del umbral establecido. 

Esto ha generado opiniones divididas. Hay quienes aseguran que es injusto para otras mujeres, señalando que incluso Laurel ya había participado en eventos masculinos. Mientras que otro grupo de atletas respalda al COI, aplaudiendo una mayor inclusión en los Juegos. 

Las niñas abren el camino en el skateboarding

Sin dudas, tres niñas se ganaron el corazón y la atención del mundo. Se trata de las tres medallistas que se subieron al podio en la final de la competencia en patineta en Tokio: Funa Nakayama, de Japón (bronce); Rayssa Leal, de Brasil (plata), y la también japonesa Momiji Nishiya, que se llevó el oro. Parte de la atención se les dio debido a las muestras de apoyo que se daban entre ellas, momentos que circularon en redes sociales. 

Ganadoras skateboarding en Tokio.
Crédito: twitter.com/juegosolimpicos

Sin embargo, puede dejar de mencionarse que estas chicas son las ganadoras más jóvenes en la historia de los Juegos Olímpicos. Las medallistas apenas tienen entre 13 y 16 años.

Simone Biles prioriza su salud mental 

Una infancia marcada por el abuso sexual y la separación de su familia debido a los problemas de drogadicción y alcoholismo que sufrieron sus padres, no evitaron que Simone Biles se convirtiera en la mejor gimnasta de todos los tiempos. Su talento y técnica le han permitido ganar el mayor número de medallas en gimnasia, tanto en categorías femeninas como masculinas. 

Simone Biles.
Crédito: www.viveusa.mx

Si bien la estrella estadounidense ya pasó a la historia por sus logros como atleta, su legado también estará marcado por la decisión que tomó durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: retirarse de la competencia para priorizar su salud mental. Este acto quita los tabús que hay sobre la gestión mental de los atletas de alto nivel, rompe paradigmas y pone sobre la mesa un tema que suele evitarse.

“Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo. Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos”. 

Simone Biles, gimnasta estadounidense.

Algunos números que vale la pena mencionar: 

  • Los 207 equipos participantes en Tokio incluirán por primera vez a deportistas de ambos sexos. 
  • El 48.3% de los deportistas clasificados para Tokio fueron mujeres.
  • Estos Juegos Olímpicos sumarán 156 competiciones femeninas. Comparadas con los Juegos de Río, donde solo fueron 136, resulta un aumento del 87%.
  • El porcentaje de competiciones mixtas será cuatro veces mayor en comparación con 2016. 
  • Existen números iguales de hombres y mujeres en todos los deportes, a excepción del beisbol y el softbol, debido a diferencias en el tamaño de las nóminas.
  • Cuando las mujeres debutaron en los Juegos de París en 1900, había solamente 22 entre los 997 deportistas participantes.
  • La gimnasia rítmica y la natación artística son las dos únicas disciplinas del programa olímpico exclusivamente femeninas. La lucha grecorromana es la única solo para hombres.

¿Qué opinas de todo lo sucedido en estos Juegos Olímpicos?

Total
18
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Sonora: cuarto lugar nacional en muertes por COVID-19 en 2020

Next Article

Cultura ciclista en Hermosillo: algunas cosas que debes conocer

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
18
Share