mano sostiene perlas y detrás está el mar y una montaña

Producción de perlas en Guaymas, Sonora, una joya del Mar de Cortés

Aunque no lo creas, en la granja “Perlas del Mar de Cortéz” de Guaymas, la producción de perlas da las mejores piezas en el mundo

En 1991, esta granja fue creada como un proyecto estudiantil por tres estudiantes, los cuales pensaron que sería imposible; pero aun así, se lanzaron a la aventura de la producción de perlas. Las más bellas.

Muelle de piedras en medio del mar, en donde se encuentra una barda color blanca junto a una palapa
Créditos: vía Instagram @cortezpearlofficial

En este lugar se producen las perlas de mayor calidad en todo el planeta ya que su producción no es masiva.

Douglas Diego McLaurin, Enrique Arizmendi y Jose Manuel Nava, fueron los emprendedores de este negocio, el cual opera entre 50 y 80 mil ostras al año. En este lugar se producen las perlas de mayor calidad en todo el planeta ya que su producción no es masiva como en otros países, haciéndolas aún más exclusivas.

Anualmente, tiene su cosecha cada mes de junio y se obtienen tan sólo 4 kilos de perlas, mientras que su producción tiene una duración de cuatro años.

Perlas en concha de color tornasol
Créditos: vía Instagram @cortezpearlofficial

Cómo se cultivan las perlas

Este proceso es bastante interesante y se requiere de mucha paciencia.

Primero se debe de realizar la reproducción de las ostras, en donde se tienen que liberar millones de huevecillos al mar para que estos sean fertilizados. Por consiguiente, estos huevecillos se convierten en larvas microscópicas que son arrastradas por la corriente del mar hasta que llegan a un lugar ideal y se adhieren para comenzar a crecer.

Dentro de la granja, se liberan unas redes que recolectan las microscópicas ostras y se adhieren. Después, cuando estas ostras tienen un tamaño visible, cada una es colocada en una red especial para cuidar su crecimiento y de los depredadores.

Proceso de crecimiento

Además, cuando las ostras se encuentran en proceso de crecimiento, son limpiadas una por una cada dos semanas. Esto, para evitar la contaminación de un parásito que forma una especie de calcificación que evita su crecimiento.

Señor con gorra color crema, camisa gris y mandil blanco, sus manos dentro de una red color negra
Créditos: vía Instagram @cortezpearlofficial

Para poder ser implantadas, se debe de esperar un proceso de crecimiento de dos años, en donde se limpia y se mueve a tres tipos de redes diferentes. Una vez alcanzando la edad adulta, se implanta en un minuto un cuerpo esférico de nácar a la ostra, traído del río Mississippi.

Por último, la ostra es regresada al mar por aproximadamente un año y medio más, en donde las ostras comenzarán a cubrir el injerto de miles de capas de nácar.

Manos extrayendo perla de la ostra
Créditos: vía Instagram @cortezpearlofficial

Una vez extraída la perla, las características sobresalientes que las hacen las más cotizadas del mercado, son las tonalidades tornasol y el tamaño. Igualmente, la concha que cubre la ostra es vendida y también la carne de esta, ya que es considerada un manjar culinario.

Mano con guante transparente, presentando una perla tornasol, en la parte de abajo un recipiente transparente con agua
Créditos: vía Instagram @cortezpearlofficial

Creando diseños únicos de joyas con las mejores perlas

En esta granja, se realizan diversos diseños exclusivos de joyería, como collares, anillos y aretes utilizando las perlas producidas. El precio varía, dependiendo del tamaño y el color característico que presente.

Collar con un dije de perla tornasol, unido a una piedra color azul claro
Créditos: vía Instagram @cortezpearlofficial

Se realiza un ritual de agradecimiento a la naturaleza y a los trabajadores; se pide por la siguiente cosecha…

Tour para conocer la granja Mar de Cortez

Mano con varias perlas , de fondo el mar junto a un cerro
Créditos: vía Instagram @cortezpearlofficial

Algo muy interesante e importante de esta granja es que, durante el tour para conocer el proceso de cultivo, se realiza un ritual de agradecimiento a la naturaleza y a los trabajadores; se pide por la siguiente cosecha y luego los visitantes toman un puño de perlas que no cumplieron con la calidad del año pasado y, mientras suena una concha de caracol de fondo, las arrojan al mar pidiendo un deseo.

Si te interesa conocer más de este proceso e ir a un tour por la granja de perlas, ponte en contacto con ellos aquí!

Total
34
Shares
Previous Article
fotografía de Estero El Soldado, área natural protegida de en Sonora

Estero El Soldado, Área Natural Protegida, una joya de Sonora

Next Article
artistas-mexicanos-sonora-luis-hinojosa

Nuevos pinceles del noroeste: artistas emergentes de Sonora

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
34
Share