mujer vestida de gris estira los brazos sobre su cabeza mientras está sentada en su cama

Self-care o autocuidado en tiempos de pandemia

Descubre el significado real de Self-care siguiendo estos pasos para encontrar tu bienestar aún en tiempos de pandemia

Hoy en día es tan común ver el término Self-care en todos lados, los medios nos han enseñado que esto se refiere a consentirte  comprándote esa comida que tanto te gusta. O bien, a ponerte una mascarilla o ir al salón de belleza / barbería, y que con estas acciones estas cumpliendo con esa checklist para autocuidarte y estar bien.

Fondo rosa con letrero con leyenda en inglés: El Autocuidado no es egoísta / self care
Créditos: Madison Inouye en Pexels

Pero, si nos ponemos a pensar, ¿esto es lo que realmente nos ayudará a sentirnos en completo balance o a darnos la sensación de que realmente nos estamos cuidando? No me malentiendan, sabemos que estas son pequeñas acciones que definitivamente nos levantan el ánimo y nos dan una sensación de bienestar momentánea. Pero, en realidad, ¿cómo podemos cuidar de nosotros mismos de manera integral? Sobre todo en estos tiempos de pandemia donde nadie la está pasando realmente bien.

Pasos a considerar para el autocuidado

El autocuidado depende de cada uno de nosotros. Cabe mencionar que no todos tenemos el mismo ritmo de vida, por ello, tampoco las mismas necesidades. Así que a continuación te contamos una serie de pasos que puedes tomar en consideración para empezar con el autocuidado que tú necesitas.

Identifica tus necesidades

No puedes empezar a buscar una solución de un problema que todavía no sabes cuál es y es que, cuando se trata de “Self-care” todos necesitamos hacer una revisión de nuestra vida en general, primero, en el exterior y nuestro ambiente. Me duele la cabeza  o la espalda todo el día, pero ¿Estoy tomando suficiente agua?, ¿Mantengo una buena postura haciendo home office? Aun cuando suene a algo muy básico muchos no hacemos esa revisión de las pequeñas cosas que nos pueden ayudar y el identificar los problemas del exterior que te puedan causar malestar y  buscarles una solución puede tener impacto muy grande en tu día a día, no solo físicamente pero también anímicamente.

hombre sentado sobre un roca escribiendo y oyendo musica
Créditos: Matthew Payne en Unsplash

Haz un ejercicio de introspección

Hacernos cargo de nuestro ambiente y necesidades físicas es un paso, pero identificar tus emociones y sentimientos es algo vital para el bienestar de cada uno.

Debido a que nuestras emociones no somos tangibles, a veces, pueden pasar desapercibidas, por ello en ocasiones ni nos damos cuenta cuando estamos deprimidos, nos sentimos ansiosos o enojados.

Un consejo y práctica que puede ayudar bastante es mantener un mood tracker, que es simple y sencillamente, un registro que puedes hacer en cualquier cuaderno o alguna app de notas, sobre tus emociones, sentimientos y lo que lo causaron. Esto te va a permitir entenderte e identificar un patrón; puede sonar cansado, pero te permitirá entender tus emociones claramente para determinar a qué le tienes que poner atención. Asimismo, te ayudará a pensar en los cambios o ajustes que debes hacer para sentirte en un ambiente de bienestar.

Encuentra tus soluciones

Ahora llega la parte más personal, en donde decidimos que acciones necesitamos llevar a cabo para poder sentirnos mejor y cuidar de nosotros mismos. Ya sea adquirir un hábito para mejorar tu salud, dejar una red social que te hace perder tiempo o causa ansiedad, dejar de postergar una visita al doctor o hacer una actividad que te desconecte de los problemas y te mantenga en el presente.

Realmente podemos cuidarnos a través de acciones que pueden parecer “no muy drásticas” pero esos pequeños ajustes que hacemos en nuestra vida para llevarla de mejor manera o permitir que todo fluya es lo que poco a poco nos va dando una mejor estructura.

Mujer con espalda descubierta, entrelazando sus brazos de espalda
Créditos: Anna Tarazevich en Pexels

Trátate como tratarías a un amigo

A veces, nos volvemos las personas más amables con todo el mundo, somos comprensivos con el otro, vemos por las necesidades de los demás y nos importa el bienestar de nuestros seres queridos. Mientras que nos volvemos un poco duros con nosotros, pensamos que nuestras necesidades pasan a segundo término y que no importamos tanto porque “podemos aguantarlo”.

Este año de aislamiento nos ha dejado claro que en la soledad nosotros mismos tenemos que buscar nuestro propio bienestar; tratarnos como un amigo que ve por nosotros, que nos invita a comer, con los que salimos a pasear, a respirar aire puro o que nos dice “Oye, necesitas un descanso”.

Este  reacomodo de tus prioridades para tratarte a ti mismo como si fueras tu mejor amigo, puede ayudarte significativamente a no olvidarte de tus propias necesidades, a cuidar de la persona que más debe importarte, que eres tú.

Si te interesa un poco más de este tema, puedes leer nuestra nota sobre los consejos para enfrentar la depresión. Sólo dale click aquí

Total
5
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
mujer de cabello rizado con gafas

Bienestar psicológico: tips y hábitos para conseguirlo

Next Article
imagen de hombres yaqui de so nora danzando con instrumentos de madera en la mano

Lengua Yaqui podría estar en peligro de extinción

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
5
Share