Miguel Alemán

¿Quiénes eran los niños héroes? Una historia compuesta de mitos y realidades

Los libros de historia de la primaria cuentan sobre un hecho histórico que sucedió el 13 de septiembre de 1847. Relato que ha perdurado a través de los años y que se ha tomado como uno de los más “patrióticos” del país: la historia de los niños héroes. Te contamos algunos mitos y realidades sobre la reseña de los niños héroes que probablemente leíste en la escuela.

Créditos: undiacomohoy.com.mx

¿Quiénes eran los niños héroes?

El 13 de septiembre se conmemora el aniversario de la Batalla del Castillo de Chapultepec, o tan bien conocido como “El Día de los Niños Héroes”. Los niños héroes eran un grupo de cadetes mexicanos que murieron durante la Batalla de Chapultepec, conflicto armado que tuvo lugar el 13 de septiembre de 1847 en el cerro de Chapultepec, en Ciudad de México. 

Esta fecha se celebra cada año para dar gracias a seis cadetes estudiantes del Colegio Militar (en ese entonces se encontraba en el “Castillo de Chapultepec”) que defendieron a la patria de los invasores estadounidenses. Una historia que sin duda ha sufrido modificaciones con el paso de los años pero que ha llegado a convertirse en quizás un mito. 

Lo que sucedió antes de la caída de los “Niños Héroes”

Entre 1846 y 1848, México se vio envuelto en un conflicto bélico en el que se enfrentó a Estados Unidos. Esta intervención estadounidense en México fue consecuencia de las pretensiones expansionistas de dicho país. 

La separación de Texas del estado mexicano de Coahuila, la entrada del ejército estadounidense en la zona comprendida entre los ríos Nueces y Bravo, y la demanda de indemnización al gobierno mexicano por los daños causados a Texas durante su guerra de independencia fueron detonantes para que el ejército estadounidense entrará a México. 

Los estadounidenses desembarcaron en Veracruz y conquistaron la capital mexicana. Derrotaron al ejército mexicano en tres batallas principales: Padierna, Churubusco y Molino del Rey. Únicamente quedaba el Cerro de Chapultepec, que era un antiguo castillo de descanso de virreyes españoles que en ese entonces era el domicilio del Colegio Militar de México. 

El castillo estaba rodeado de obras que lo fortificaban, se cuenta que un día antes, los invasores bombardearon la línea de defensa y al Castillo. Al día siguiente también comenzaron a bombardear desde los primeros rayos del sol y finalizaron hasta las ocho de la mañana que era cuando iban a tomar el lugar.

Mientras el ejército mexicano repelía un ataque en la entrada oriente del cerro, los invasores entraron por el occidente y no se dieron cuenta hasta que fue demasiado tarde. El batallón de San Blas que se enfrentó al pie del cerro quedó diezmado y sobrevivieron sólo 2 de 400 integrantes. Durante este episodio ocurrió “el acto heroico de los Niños Héroes”.

Créditos: undiacomohoy.com.mx

También te puede interesar: ¿Quién era Miguel Hidalgo y Costilla? Conoce su historia

La batalla de Chapultepec. ¿Mitos y realidades?

Después de la batalla de Molino del Rey, que sucedió el 8 de septiembre, el general Mariano Monterde, director del Colegio Militar les pidió a los cadetes que abandonaran el colegio porque era el último baluarte de la defensa. 

Algunos historiadores cuentan que aún así varios de los alumnos, solicitaron permiso para permanecer acuartelados y defender al país de los invasores hasta la muerte. Los cadetes mexicanos se encontraban entre los 12 y los 18 años. Los oficiales que estaban a cargo tenían un poco más de edad, pero seguían siendo muy jóvenes aún.

Durante la batalla, les fue imposible huir por lo que fueron asignados a los remanentes del Batallón de San Blas a los dormitorios y a la protección de los cadetes que se quedaron a defender el castillo. Al ver al enemigo avanzar, algunos cadetes líderes trataron de ayudar a los más jóvenes para salir por el jardín botánico del Castillo. 

Se piensa que alumnos como Juan de la Barrera, Vicente Suárez y Fernando Montes de Oca prefirieron quedarse a pelear y se unieron al Batallón de San Blas. Otros como Francisco Márquez y Miguel Miramón fueron quienes se colocaron para proteger la salida de los más jóvenes en el jardín, razón por la que los estadounidenses pudieron disparar libremente contra ellos.

Sin embargo, en los libros de historia existe otra narración más nacionalista, creada en 1852 que deformó los hechos en varias etapas. Los libros cuentan que seis cadetes del ejército mexicano: Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, Juan de la Barrera, Juan Escutia, Vicente Suárez y otros 40 más recibieron la orden de dejar el Castillo de Chapultepec, pero decidieron quedarse a defender la plaza ante el avance de Estados Unidos.

Durante este hecho se afirma que los seis cadetes, de los cuales solo se tiene certeza que efectivamente tres estuvieron durante la batalla, fueron los últimos en morir en la batalla y que ante la falta de municiones usaron la bayoneta para matar a los estadounidenses. Adicionalmente, se cuenta que después de que vieron que no podían hacer más, Juan Escutia tomó la bandera y se lanzó al vacío envuelta en ella para impedir que los estadounidenses se la apoderaran.

Existen investigaciones que cuentan que esto realmente no sucedió. Incluso mencionan que se identificaron seis cráneos que fueron colocados en medio de ceremonias oficiales pero que realmente no existe certeza que tales restos pertenecieran a los famosos cadetes.

Créditos: angulo7.com.mx

¿Qué es verdad o mito en el suceso del castillo de Chapultepec?

En un libro “Cuadernos de Bitácora” escrito por Alejandro Rosas, nos brinda una explicación que echa por tierra el mito de los “Niños Héroes”. El historiador cuenta que el sistema político utilizó a estos héroes para legitimarse en el poder, exagerando y distorsionando la historia.

El hecho de que algunos cadetes jóvenes se quedaran en el castillo para defenderlo por voluntad propia podría ser así, pero incluso se sabe que solo existen registros de tres de ellos que realmente estuvieron en batalla.

“El mito de los niños héroes fue construido a base de romanticismo cursi para sembrar en los mexicanos un amor desmedido e irracional por su patria”, escribe Rosas. El origen del mito, según Alejandro, tiene que ver con la visita del presidente de Estados Unidos “Harry S. Truman” en 1947 durante el centenario de la intervención. En esa ocasión, Truman depositó una ofrenda a los caídos que ofendió al pueblo mexicano.

Para apaciguar los ánimos patrióticos, bajo el mandato del presidente Miguel Alemán, se difundió la noticia del hallazgo de los seis cráneos al pie del cerro de Chapultepec, mismos que se reconocieron como los niños héroes que murieron por la patria. Este hecho se cerró dando “pruebas científicas” de que la historia era cierta. No obstante, nunca se comprobó a quienes pertenecieron los cráneos lo que dio paso a una leyenda más.

Adicionalmente, el punto más controversial de la historia llega con Juan Escutia que muere con la bandera. El historiador norteamericano J.D. Eisenhower afirma que los seis cadetes prefirieron rendirse y uno de ellos se lanzó con la bandera, pero Alfredo Ávila, historiador mexicano de la UNAM, afirma que no existen registros de que Juan Escutia estuviera en la batalla.

La UNAM también detalla que en realidad los niños, no eran niños, sino adolescentes que tenían entre 14 y 21 años. Muchos datos adicionales quedan en tela de juicio, pero sin duda son puntos que nos dejan con la duda de lo que en verdad sucedió el 13 de septiembre.

¿Conoces algún otro mito en torno a esta historia? Comparte en los comentarios.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Agricultura

DTA-Agrícola: control de riego y fertilizantes desde una app

Next Article
AMLO visita hospital de especialidades en Hermosillo

Hospital de especialidades en Hermosillo: AMLO recorre y supervisa obra

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
0
Share