Si estás deprimido, come carne. Lo dice la ciencia.

Un estudio publicado por Food Science and Nutrition concluye que hay una relación entre comer carne y la salud mental 

El estudio Carne y salud mental: un metaanálisis del consumo de carne, la depresión y la ansiedad, indica que hay una asociación significativa entre el consumo o abstención de carne y la depresión y ansiedad. Específicamente, asegura que las personas que consumen carne menores niveles de depresión y ansiedad que los abstemios.

El eterno debate entre comer carne o no es algo que no dejará de discutirse, sin embargo un reciente estudio muestra un punto a favor para quienes incluyen productos de origen animal en su dieta. 

Este análisis se realizó por un grupo de estudiantes del Departamento de Psicología de la Universidad del Sur de Indiana, y se publicó en la revista especializada Food Science and Nutrition. Se trata de una investigación que utiliza datos recopilados de otros estudios, algunos realizados hasta 20 años atrás. 

Comer carne para evitar la depresión, estudio afirma que hay una relación
Crédito: unsplash.com

La muestra total incluyó a 171 802 participantes de 11 a 105 años de diversas regiones de Europa, Asia, América del Norte y Oceanía. La investigación también indicó que los veganos (aquellos que no consumen ningún producto de origen animal), experimentan mayores niveles de depresión que las personas que sí consumen carne. 

 La carne puede no ser la solución 

Los análisis acumulativos de la investigación realizada en Estados Unidos sugieren que cuanto más riguroso es el estudio, más fuerte es la relación entre la abstención de comer carne y las enfermedades mentales. Sin embargo, los expertos exponen que no debe ser generalizado.

La investigación apunta que no comer carne necesariamente no es el único factor que puede influir en la prevalencia de problemas de la salud mental. No obstante, los resultados pueden indicar la necesidad de mantener una suplementación adecuada si se opta por el veganismo. Sobre todo aquellas vitaminas del grupo B, como la B12, B6 y el folato, pues se ha demostrado que influyen en el funcionamiento del sistema nervioso central. 

vitamina B12
Crédito: unsplash.com

En el caso de la vitamina B12, esta se obtiene exclusivamente de alimentos de origen animal como las carnes. Sin embargo, en el mercado hay opciones en tabletas y cápsulas que funcionan como suplemento. Incluso aquellas personas que sí consumen carne deberían tomarla, pues puede haber deficiencias por las cantidades.  

¿Tú crees que un taquito de asada te puede ayudar a tener una mejor salud mental?

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article

Esprofesso: la primera máquina de café mexicana que nació en Tijuana

Next Article
Industria Minera

Sonora es líder en producción de oro

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
1
Share