Carrocería interna de un carro

Tijuana busca sumarse a la línea de fabricación de vehículos eléctricos

El noroeste de México tiene experiencia en el consumo de estos autos. Ahora también desea incursionar en la fabricación de vehículos eléctricos

En una realidad donde el precio de los combustibles fósiles es tan volátil y cada vez sale más caro llenar un tanque de gasolina, California y buena parte del total de entidades de los Estados Unidos le apuestan a un traslado en vehículos eléctricos.

Es una línea de producción de vehículos. Se muestra una estructura metálica y mecánica amarilla que sostiene carrocería.
Créditos: Motorpasión México.

Estos vehículos se alimentan de baterías o hidrógeno. Ante ese panorama, el Gobierno de Baja California ve la posibilidad de sumarse a la cadena de valor que creará este mercado.

Tijuana aprovechará su ubicación geográfica para atraer a empresas ensambladoras que incursionen en la fabricación de vehículos eléctricos para que se instalen en la ciudad mexicana.

“Estamos haciendo las gestiones necesarias, pretendemos hacer un viaje para visitar a las grandes compañías dedicadas a la industria de movilidad eléctrica para que se muden a Baja California”.

Kurt Honold, secretario de Economía e Innovación de Baja California

La Secretaría de Economía e Innovación considera que esta transición próxima a ocurrir en Estados Unidos será una buena noticia para la economía de la región.

El funcionario estatal vaticina que la transición a movilidad eléctrica en el vecino país del Norte apoyará para que empresas ensambladoras de países extranjeros lleguen a Baja California.

Para encontrar posibles empresas interesadas en apostarle a los vehículos eléctricos, el titular de la Secretaría de Economía e Innovación del estado anunció que se proyecta una gira por Europa, principalmente en Alemania, para promocionar a Baja California como destino de inversiones para la industria de movilidad eléctrica.

El beneficio económico que le traería al estado sumarse a esta cadena de valor sin duda será favorable. Además, la ubicación geográfica de Tijuana, frontera con California, es una gran noticia, pues ese estado es uno de los mayores consumidores de vehículos eléctricos.

El noroeste tiene experiencia en fabricación de vehículos eléctricos

Un vehículo eléctrico mientras es cargado de energía en la calle.
Créditos: MetroLatam.

Desde hace por lo menos diez años, en Sonora se dieron los primeros pasos hacia el uso de vehículos eléctricos. No se trató de una ensambladora tradicional, sino de un ingeniero hermosillense, Marco Antonio Gaxiola, quien transformó el motor de gasolina de un Nissan March a uno 100% eléctrico.

Recientemente, en Santa Ana, Sonora, Tesla instaló cuatro supercargadores. Los vehículos podrían cargarse en un 80% en solo 30 minutos de conexión. Se espera que la empresa instale puestos similares en otros municipios, como Nogales, Puerto Peñasco, Caborca, Hermosillo, Ciudad Obregón y Álamos.

Estaciones de carga para vehículos eléctricos en Santa Ana, Sonora, que podría ser aliciente en la fabricación de vehículos eléctricos
Créditos: Jesús Ibarra, en NORO.

Empero, en México el costo de los vehículos eléctricos es alto. De los 19 modelos que existen, la mayoría tiene precios que oscilan entre los 343 mil y los 3.5 millones de pesos, dependiendo de la marca y modelo.

A pesar de ello, las estimaciones son que toda América del Norte se encuentre en transición hacia los vehículos eléctricos para la década de 2030, cuando los costos de los vehículos y, principalmente, sus baterías de litio se adecuen a la curva de mercado libre de oferta y demanda.

Hermosillo, primera ciudad con patrullas eléctricas

Una patrulla eléctrica en Hermosillo.
Créditos: El Economista.

Durante este año, el Ayuntamiento de Hermosillo entregó los primeros vehículos eléctricos para que se integren como patrullas de la Policía Municipal.

La intención es que lleguen 220 patrullas eléctricas del total de la flotilla, con lo que se convierte en la primera ciudad del país en integrarlas al servicio.

Cada vehículo eléctrico tiene la capacidad de recorrer hasta 394 kilómetros con el 100 % de su carga. Operan con energía eléctrica y solar y podrán cargarse en las comandancias de policía locales.

Además de los beneficios ambientales, se estima que estas patrullas conlleven un ahorro de hasta 54 mil pesos mensuales, porque no necesitan gasolina y su mantenimiento mecánico es menor.

Sin lugar a dudas, el noroeste de México tendrá más noticias sobre los vehículos eléctricos. Ya dio los primeros pasos en su uso y ahora también busca su manufactura.

Con información de El Imparcial,  El Sol de Tijuana y El Economista.

Total
1
Shares
Previous Article
Son la portada de cinco discos, en Spotify

Ramona no cesa y acerca un trocito intangible de Tijuana al mundo

Next Article
Un cátcher atrapando una pelota.

Por primera vez un cátcher mexicano será titular en el Juego de Estrellas... y es de Tijuana

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡SubscRÍbeTE A NUESTRO newsletter!

Total
1
Share