aires acondicionados en edificio

Uso de aires acondicionados aumentará estrés climático en el norte de México

En esta entrega para NORO, el periodista sonorense Jesús Ibarra habla sobre las consecuencias que traerá el incremento en la adquisición de unidades de aire acondicionado. Igualmente, señala que habrá un porcentaje importante de población que no contará con los recursos para hacer uso de esta tecnología.

Dentro de 20 años, el aumento en la adquisición de equipos de aire acondicionado será una emergencia energética en México. Esto podría aumentar en 92% el consumo de energía eléctrica por hogar, así como el porcentaje de viviendas que cuenten con un equipo de estas características, que se estima sean al menos la mitad en el país para el año 2040.

Un grupo de científicos analizó los escenarios de aumento para México y otros tres países emergentes donde la adquisición de aires acondicionados agrega desafíos sin precedentes al ya difícil reto de descarbonizar la economía y reducir las emisiones de efecto invernadero en la era del cambio climático.

La adquisición promedio en hogares mexicanos de equipos de aire acondicionado en los estados más cálidos ya es alta: en Sonora alcanza el 73% y en Sinaloa el 77%, según se advierte en el estudio. El promedio nacional es de, aproximadamente, 16%.

aires acondicionados en muro
Crédito: Unsplash

Millones de hogares experimentarán ‘malestar térmico’

Por otra parte, incluso a medida que aumentan los ingresos de los hogares y las temperaturas incrementan, una parte significativa de las personas que viven en países en desarrollo no podrán permitirse el uso de aire acondicionado para refrescarse adecuadamente. Esto concluye la investigación titulada: “El aire acondicionado y el déficit de enfriamiento de adaptación en las economías emergentes”.

La nueva investigación aborda los escenarios de México, India, Brasil e Indonesia, revelando que para el año 2040, entre 64 y 100 millones de hogares no podrán satisfacer sus necesidades de refrigeración ambiental y se encontrarán en una situación de posible ‘malestar térmico’.

Esto, advierten los investigadores, será particularmente acentuado en lugares con altos niveles de urbanización, climas cálidos y húmedos o malas condiciones económicas.

El estudio, publicado el pasado 10 de noviembre en la revista científica Nature, fue dirigido por Enrica De Cian, profesora de Economía Ambiental en la Universidad Ca ‘Foscari de Venecia y científica de la fundación Centro Euro-Mediterraneo Sobre Cambios Climáticos, analiza los factores que promueven la creciente crisis de refrigeración, con una evaluación de sus consecuencias para el año 2040.

Crédito: Unsplash

Aumento de unidades y electricidad en México

Esta investigación, financiada por el Consejo de Investigación Europeo (ERC, por sus siglas en inglés), proporciona el primer análisis comparativo multinacional de cómo el clima y las características de los hogares, incluidos los ingresos, impulsan la adopción de aires acondicionados en los cuatro países emergentes.

Las tasas de compra de aire acondicionado se dispararán durante los próximos 20 años. Esto llevará a más de la mitad de los hogares a poseer este tipo de electrodomésticos: 85% en Brasil, 61% en Indonesia, 69% en la India y 53% en México.

Esto también conducirá a un aumento en el consumo eléctrico, que se triplicará en India e Indonesia, y casi se duplicará en México y Brasil. Para México, se estima que el promedio de consumo por hogar en kilowatts sea de 4 222 kwh, un aumento del 92% en 20 años.

En el caso de México, los científicos advierten que “el aumento promedio del país en la propiedad de aires acondicionados está mediado por las regiones del interior, que se caracterizan por un (factor de) ‘grado de días de enfriamiento’ muy bajo y, por lo tanto, sin uso de aire acondicionado”.

La adquisición de equipos de aire acondicionado se incrementará en todo el territorio de los países analizados, considerando los escenarios socioeconómicos y climáticos adoptados.

Además, la demanda de grandes cantidades adicionales de energía necesarias para alimentar todos estos nuevos aparatos electrodomésticos resultará en emisiones adicionales de CO2. Se necesitan investigaciones futuras para examinar las posibles consecuencias ambientales de este círculo vicioso, advierte De Cian.

¿Qué impulsa la adquisición de AC?

El peso que tienen el nivel de ingresos por deciles entre la población y la variabilidad climática se sobreestimó en estudios anteriores sobre proyecciones futuras; aquí no se consideraron las características de los domicilios en países emergentes.

De hecho, en las economías emergentes, la decisión de comprar un aire acondicionado en respuesta a un clima más cálido está fuertemente vinculada a las características socioeconómicas y demográficas.

Sin embargo, agrega De Cian, además de los ingresos, lo que realmente parece influir en las decisiones de las familias para comprar un equipo de aire acondicionado son: condiciones de vivienda, educación, empleo, género, edad del jefe de hogar y localización del domicilio (áreas urbanas o rurales).

Crédito: Unsplash

Opción costosa y desigual

Las demandas reales y potenciales de los equipos de aire acondicionado deben considerarse en un sentido más amplio, proporcionando una variable medible de las necesidades de mejorar el llamado ‘confort térmico’. En este contexto, un concepto como ‘brecha de enfriamiento de adaptación’ (adaptation cooling gap) debe interpretarse como un indicador del riesgo potencial de malestar térmico.

“Aumentar el uso de electricidad para enfriar ambientes residenciales es una forma de adaptación que ayuda a las personas a aliviar el estrés por calor, pero no es una panacea, ya que el gasto en electricidad limitará las oportunidades entre las familias de menores ingresos. Incluso aquellos con aire acondicionado estarán expuestos a una nueva condición de vulnerabilidad relacionada con la escasez de suministro en el sector eléctrico, como revela una reciente experiencia canadiense, o la calidad degradada del suministro de energía”.

“Como tal, es imperativo gestionar la creciente necesidad por enfriar espacios residenciales mediante una combinación de medidas de eficiencia, políticas y tecnologías”.

Roberto Schaeffer, del Programa de Planificación Energética de la Universidad Federal de Río de Janeiro, citado por la Universidad Ca ‘Foscari de Venecia.
Créditos: Unsplash

“No es solo el cambio climático o los niveles de riqueza que están mejorando. Nuestros resultados sugieren que los patrones de adquisición de aire acondicionado están determinados por múltiples factores, con diferente importancia entre países”, advierte De Cian.

Principales resultados por país

Según el estudio, Indonesia e India tienen el mayor número de días calurosos y húmedos anuales. De hecho, el uso de aparatos de aire acondicionado refleja bien los patrones de las condiciones climáticas. Sin embargo, la urbanización y el acceso a la electricidad juegan un papel como mediador entre estos factores.

En India, por ejemplo, el mayor número de días cálidos y húmedos se observa en los estados de Bengala Occidental, Assam, Uttar Pradesh y Orissa; sin embargo, estos no se encuentran asociados al uso más generalizado de aire acondicionado.

Por otro lado, aunque Indonesia tiene días más calurosos y húmedos, los hogares rara vez tienen aire acondicionado, excepto en las áreas más ricas de Yakarta y las islas Riau.

En Brasil, el estado de Río de Janeiro tiene tasas relativamente altas de hogares que cuentan con aire acondicionado instalado. Esto sucede a pesar de tener menos días calurosos y húmedos en comparación con los estados del norte, donde la urbanización es baja.

En México, la adquisición promedio de aires acondiconados en los estados más cálidos ya es alta: 70% en Sonora, Sinaloa, Baja California Sur y Tamaulipas, resalta el estudio.

gráfica de barras sobre aires acondicionados
La figura muestra el porcentaje de hogares con una unidad de AC hoy y en 20 años, además del consumo promedio anual de electricidad de los hogares hoy y en 20 años en Brasil, India, Indonesia y México. Crédito: Jacopo Crimi/ Energy-a project

Para más reportajes de Jesús Ibarra consultar las siguientes ligas: Identifican raras rocas volcánicas en cerros de Sonora y Visualizan acuíferos en frontera de Sonora y Arizona.

Links:

*Publicación en Revista Nature:

https://www.nature.com/articles/s41467-021-26592-2

*Estudio completo: “Air-conditioning and the adaptation cooling deficit in emerging economies”:

https://www.nature.com/articles/s41467-021-26592-2.pdf

Total
1
Shares
Previous Article
Mixología en Chihuahua

Óscar Olvera: el mixólogo chihuahuense que triunfa a nivel mundial

Next Article
Periodistas y activistas recibirán protección

Firma Gobierno acuerdo para protección de periodistas y activistas en Sonora

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
1
Share