Pitayas

Vino de Pitaya: una bebida ancestral del estado de Sonora

El vino de pitaya es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la historia de la región. Este licor se utiliza en las ceremonias religiosas de la comunidad seri

Las tribus originarias sonorenses, sin ser expertas en procesos químicos, sabían perfectamente cómo fermentar desde siglos atrás. Esta técnica se ha llevado a la practica para conservar los alimentos y darles un nuevo sabor y aroma. Un ejemplo es el vino de pitaya, bebida que se produce con los frutos rojos de los majestuosos sahuaros. Este licor se prepara tradicionalmente durante la ceremonia del Año Nuevo seri.

La bebida es tan significativa culturalmente para Sonora que un grupo de investigadores trabaja en su rescate. Para ellos, es vital que no se pierda la forma artesanal de elaboración de este licor.

Vino de pitaya
Créditos: mexicodesconocido.com.mx

En las zonas áridas y semiáridas del estado de Sonora abundan los majestuosos y elegantes sahuaros. Estos cactus dan como fruto a las deliciosas pitayas, una fruta color rojo intenso con numerosas semillas negras y cubierta de espinas, muy popular en la elaboración de distintos productos comestibles: nieve, tepache, mermeladas, dulces y vino.

Bebida representativa de la nación comcáac

Tradicionalmente, el vino de pitaya se elabora por mujeres comcáac, como también se les conoce a los seris, durante la ceremonia del Año Nuevo, en junio. Esa fecha celebra el inicio de un nuevo ciclo, la llegada de las lluvias y las cosechas, la reproducción de los peces en el mar y, en general, una epoca de abundancia para la comunidad.

Para la elaboración de esta bebida, los seris machacan la pulpa roja de la pitaya y la fermentan durante algunos días en ollas de barro con agua. Después, este licor se bebe durante otras ceremonias religiosas, utilizándose como una ofrenda a sus dioses. Por eso, la etnia no la comercializa, pues la consideran algo sagrado.

Mujeres seris
Créditos: jornada.com.mx

Por otro lado, en un laboratorio de la Universidad de Sonora, el químico Antonio Romo Paz trabaja con sus alumnos en el rescate de las bebidas ancestrales de los sonorenses. Una de ellas es el vino de pitaya.

“Para muchos es algo desconocido. La gente piensa que las bebidas más antiguas son la cerveza o el bacanora, pero gracias a los escritos de los historiadores y jesuitas que llegaron a Sonora en los siglos XVl y XVll podemos conocer las bebidas que encontraron los españoles a su llegada”.

Antonio Romo Paz, investigador de la Universidad de Sonora
Antonio Romo: investigador del vino de pitaya
Créditos: lanetademexico.mx

Su propósito es que esta bebida no desaparezca. Por ello el equipo difunde los beneficios de esta bebida que fue muy popular en los pueblos sonorenses y que, poco a poco, ha disminuido su producción casera artesanal.

Romo mencionó que una de las bondades que ofrece esta bebida fermentada es ser proveedora de probióticos, organismos que contribuyen a la salud de la flora intestinal.

¿Se te antoja probarla?

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Variedad de Frutas

Savefruit: empresa que reduce el desperdicio de alimentos

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
0
Share