cuencas-agua-sinaloa-norma-sanchez-noro 10

El futuro del agua inicia en las cuencas (parte 2)

En la entrega anterior, la periodista sinaloense Norma Sánchez escribió sobre la escasez de agua en Sinaloa y habló de la labor de Conselva, una asociación civil que le apuesta a la infrastructura verde para mejorar la gestión del agua en la cuenca de los ríos Presidio y Baluarte, al sur de dicha entidad.

En esta segunda parte, el reportaje se concentra en el trabajo de las asociaciones FACES y Voces Unidas por el Agua. Además de fomentar la mejor gestión hídrica, las tres agrupaciones tienen claro lo siguiente: revertir la escasez de agua requiere de la participación de la sociedad civil. Aquí las historias.

Jesús Óscar Molina Favela es cirujano dentista de profesión pero ha optado por dedicarse a la construcción, trabajo que alterna con acciones cívicas ambientales. Actualmente es el presidente de Fábricas del Agua Centro Sinaloa (FACES), institución de asistencia privada constituida en 2009 en Culiacán, con la finalidad de restaurar y conservar la cubierta vegetal de la cuenca hidrológica de la presa Sanalona, la primera construida en Sinaloa, en 1948. 

En una austera oficina prestada por la Asociación de Agricultores del Río Culiacán, el doctor Molina –como mejor se le conoce– explica las razones que lo motivaron a esta aventura. “Soy muy afín al mar, agua, ríos. Tuve negocios en el río, sé lo que es destruirlo y se lo que es restaurarlo. Eso me llamó la atención y dije ‘si nosotros los empresarios somos conscientes de los costos de hacer una casa, una carretera, una banqueta, entonces hay una corresponsabilidad”.   

Para el doctor Molina, la clave para una agenda común por el agua es la contribución social, porque “lo que buscamos es que la sociedad civil se integre a este sueño. Queremos ser el punto de consciencia para el manejo del agua para muchas personas”. 

Doctor Molina en invernadero. FACES
Jesús Óscar Molina Favela, presidente de FACES, supervisa las plantas del vivero de Imala, Sinaloa, una localidad clave para el manejo integrado de la cuenca del río Culiacán. En estas instalaciones se cultivan plantas nativas de la región para reforestar la zona.

El valor de la sociedad civil 

La visión de FACES es ser un ejemplo en la implementación de modelos replicables en lo ambiental, social y económico, que estimulen la participación ciudadana y de gobiernos, para el desarrollo de la cultura de la restauración y conservación de las cuencas hidrológicas.

Su historia comenzó cuando líderes de los sectores productivos, principalmente agricultores, se unieron para producir madera para los cultivos y abastecer la demanda de reforestación. En el ejido de Imala, muy cerca de la presa Sanalona, instalaron un vivero para la reproducción de plantas nativas de la región, con una capacidad de producción de 200 mil árboles anuales. 

Según su página de internet, FACES ha sembrado 1 494 150 árboles, principalmente especies nativas como palo colorado, huanacaxtle, amapa, lluvia de oro y venadillo. El doctor Molina dice que tan solo el cultivo de tomate requiere 3800 árboles al año por hectárea, para extraer de ellos la madera (estacas) que necesitan las plantas para sostenerse y crecer. 

20 pesos anuales por hectárea, la aportación de los agricultores

FACES opera con un modelo atípico. Su fortaleza descansa en la aportación voluntaria de un amplio grupo de agricultores que dan 20 pesos anuales por hectárea. De ahí se integra un fondo que les permite participar en programas gubernamentales concurrentes. “Esto ha hecho posible que casi el 100% del dinero obtenido lo destinemos a la producción de árboles de diferentes variedades regionales, y a restaurar los terrenos deforestados”, dice Jesús Molina. 

En un escenario adverso para las organizaciones de la sociedad civil -los fondos públicos del Programa de Coinversión Social del Gobierno de México tuvo el presupuesto más bajo de su historia en 2019, con una reducción de -37% comparado con 2018-, FACES recurre a agricultores y a ejidatarios para subsistir.

La infraestructura gris no es la respuesta a la crisis del agua

Esta organización actúa en la cuenca alta del río Culiacán, el cual se forma de las confluencias de los ríos Humaya y Tamazula. “Es un trabajo que no es visible porque está a distancia, y es donde inicia el agua, la captación del agua. Nosotros captamos el agua con el fin de producir alimentos”. 

Además de sembrar árboles endémicos, FACES construye presas filtrantes de gaviones y piedra para disminuir la velocidad del agua de lluvia que corre por los arroyos, y retener la mayor cantidad de sedimentos, reduciendo el azolve de la presa Sanalona. “Así es como se recupera el suelo y se evita que el agua de lluvia siga erosionando. La presa Sanalona está caduca y tiende a desaparecer. Con estas medidas de mitigación estamos intentando alargar su vida útil”.   

Una presa filtrante es una estructura construida para retener los sólidos que arrastran los arroyos cuando llueve. Sirve, principalmente, para filtrar y almacenar agua subterránea y evitar la erosión.   

dos señores supervisan una presa filtrante de agua construida en la micro cuenca del río Tamazula
Alejandro Cruz y Santiago Bojórquez, colaboradores de FACES, supervisan una presa filtrante construida en la micro cuenca del río Tamazula, municipio de Culiacán.

Frente a las sequías y el cambio climático, el doctor Molina apuesta a la consciencia social. “Creemos, no podemos asegurar, que esa es la solución es como una apuesta. Ya es hora de que las cuencas altas sean conocidas. La mayoría de las personas piensan que el agua viene de la llave  y no ve que es en las cuencas donde nace el agua”. 

FACES es una organización que con pocos recursos trabaja para construir una sociedad consciente. El doctor Molina está convencido de que “la sociedad civil tiene un potencial de conocimiento y de estructura muy grande, y solo necesita la oportunidad y los espacios para ser incluida. Eso es FACES, inclusión de la sociedad”. 

Personas que asisten a programas de educación ambiental de FACES, Fábrica del Agua Centro Sinaloa
Los programas de educación ambiental son uno de los distintivos de FACES, Fábricas del Agua Centro Sinaloa, institución de asistencia privada con sede en Culiacán, Sinaloa.

Una agenda por el agua 

Voces Unidas por el Agua nació en 2015 como una asociación civil enfocada en el manejo eficiente de los recursos hídricos y la conservación de las cuencas. Su enfoque principal son las actividades productivas. 

Actualmente, su presidente es el ingeniero agrónomo con maestría en Finanzas, Ismael Díaz Murillo. Él, además, dirige el Grupo Diazteca, una empresa especializada en la producción, empaque y comercialización de mango y hortalizas en Mazatlán. 

La organización ha establecido una sólida alianza con Conselva, con la cual prevé consolidar un Fondo de Agua para la preservación de las cuencas hidrológicas de Sinaloa.  

La necesidad de agua en el sur de Sinaloa para la agricultura y el consumo doméstico principalmente motivó a Ismael Díaz a fundar la asociación civil, de la cual forman parte activa empresarios, empresarias y perfiles académicos. 

Proveniente de una familia que impulsó la creación del Comité Baluarte-Presidio y promotor de la presa Picachos y Santa María, bajo el auspicio del Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa, el empresario agrícola hoy defiende la infraestructura verde.  

“Las presas no son fábricas de agua, solo la retienen. Así es como nos toca conocer a Sandra Guido y escucho todo lo que está haciendo Conselva, nos juntamos, y decimos ‘¿qué sigue ahora, después de las presas? Hay mucho que hacer cuenca arriba y cuenca abajo”. 

Ismael Díaz, presidente de Voces Unidas por el Agua

El también colaborador de Save The Children, capítulo Mazatlán, ubica la participación social como el principal desafío. “Es echar a andar una rueda pesada poco a poco para que vaya girando. A la gente le gusta abrir la llave y no se quiere involucrar más allá”. 

Necesidad de compartir esfuerzos

Esta organización funciona con aportaciones mensuales de los socios, principalmente empresarios de Mazatlán, que son quienes dedican tiempo a la organización sin remuneraciones. “Hoy no tenemos un gerente, un equipo, pero sí un marco estratégico que elaboramos junto con Conselva, nuestra asesora técnica, y que nos está ayudando a crecer”.   

Entre los objetivos de Voces Unidas por el Agua están desarrollar planes sectoriales e intersectoriales de manejo responsable en el uso del agua, reducción de contaminantes y/o manejo sustentable de su actividad y generar instrumentos y mecanismos financieros que garanticen la conservación y manejo sustentable de las cuencas de los ríos Presidio y Baluarte, al sur de Sinaloa. 

Actualmente, uno de sus principales retos es impulsar la consolidación del fondo de agua para Sinaloa. Ya se ha avanzado con este trabajo al integrar un grupo promotor y e implementar un plan de socialización y diálogos con Gobierno. 

“Creo que con el Fondo de Agua podemos ser un ejemplo para que se replique en las demás cuencas del estado, y después ser un ejemplo para otros estados del país. Esa es la cadena. El objetivo a 10-15 años es una agenda común por el agua”, concluye Ismael Díaz. 

Un Fondo de Agua para Sinaloa

Conselva y Voces Unidas por el Agua impulsan un acuerdo con el Gobierno de Sinaloa para la creación de un Fondo de Agua estatal, que estaría integrado con recursos públicos y privados. 

Sandra Guido, directora ejecutiva de Conselva, detalla que Voces Unidas por el Agua administraría el fondo, cuyo plan ya fue elaborado con el apoyo del grupo impulsor del Fondo de Agua de la Ciudad de México. “Se van a buscar mecanismos para que el fondo tenga recursos. Será un fondo público con un fondo privado que será un complemento. Los ciudadanos, organizados y con total  transparencia, tendrán que crear su fondo privado para acceder al fondo público, cuenca por cuenca, y poder operar un plan de manejo integrado de cuencas”. 

La Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua registra 26 fondos de agua en 11 países de América Latina. En México existe el fondo Agua Capital de la Ciudad de México, el Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey (FAMM) y Cauce Bajío, Fondo de Agua Guanajuato. 

La Alianza Latinoamericana fue creada en 2011 por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fundación FEMSA, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI) y The Nature Conservancy (TNC) con el fin de contribuir a la seguridad hídrica de América Latina y el Caribe a través de la creación y fortalecimiento de Fondos de Agua.


Acción por las cuencas hidrológicas

En Sinaloa, tres organizaciones de la sociedad civil han convertido la defensa del agua en el estandarte de su lucha:

Conselva, Costas y Comunidades, A.C. Sede en Mazatlán. 

Página de internet: https://www.conselva.org/

Fundada en 2008 con el objetivo de lograr el manejo, conservación y restauración efectivas de las cuencas Presidio y Baluarte, las cuales abastecen de agua a la población del sur de Sinaloa, México. 

Líder: Sandra Guido, directora ejecutiva. 

Fabricas del Agua Centro Sinaloa, I.A.P. (FACES). Sede en Culiacán. 

Página de internet: https://facesiap.org.mx/

Fundada en 2009 con la finalidad de restaurar y conservar la cubierta vegetal de la cuenca hidrológica de la presa Sanalona, ubicada en el municipio de Culiacán, Sinaloa. 

Líder: Jesús Óscar Molina Favela, presidente. 

Voces Unidas por el Agua A.C. Sede en Mazatlán. 

Página de internet: no disponible. 

Fundada en 2015 con el propósito de promover políticas públicas para el uso y la conservación efectiva del agua, específicamente en los municipios del sur de Sinaloa. 

Líder: Ismael Díaz, presidente.  


Áreas de impacto social

El Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental, A.C. ofrece una herramienta digital informativa muy vasta y útil. Algunos datos disponibles muestran las áreas de impacto de Conselva, Voces Unidas por el Agua y FACES:

Conselva, Costas y Comunidades, A.C. y Voces Unidas por el Agua A.C.

Cuenca del río Presidio

  • Abarca dos estados de México: Durango y Sinaloa. 
  • Población total de la cuenca: 455 163 habitantes en 582 localidades. 
  • Municipios de impacto en Durango: Durango, Pueblo Nuevo y San Dimas.
  • Municipios de impacto en Sinaloa: Concordia, Mazatlán, Rosario y San Ignacio. 
  • Área del río Presidio: 6692.73 km2. 
  • Región hidrológica: Presidio-San Pedro. 
Cuenca del Río Presidio

Fabricas del Agua Centro Sinaloa, IAP (FACES)

Cuenca del río Baluarte

  • Abarca tres estados de México: Durango, Nayarit y Sinaloa.
  • Población total de la cuenca: 61 487 habitantes en 398 localidades. 
  • Municipios de impacto en Durango: Pueblo Nuevo y San Dimas.
  • Municipios de impacto en Nayarit: Huajicori.
  • Área del río Baluarte: 5359.77 km2.
  • Municipios de impacto en Sinaloa: Concordia, Escuinapa y Rosario
  • Región hidrológica: Presidio-San Pedro. 
Cuencas del Río Baluarte

Cuenca del río Culiacán

  • Abarca tres estados de México: Chihuahua, Durango y Sinaloa.
  • Población total de la cuenca: 914 279 habitantes en 2440 localidades. 
  • Municipios de impacto en Chihuahua: Guadalupe y Calvo.
  • Municipios de impacto en Durango: Canelas, Guanaceví, Santiago Papasquiaro, Tamazula, Tepehuanes y Topia.
  • Región hidrológica: Sinaloa.
  • Municipios de impacto en Sinaloa: Badiraguato, Cosalá, Culiacán, Mocorito, Navolato y Sinaloa.
  • Área del río Culiacán: 18824.18 km2.
Cuencas del río Culiacán

Cuencas: claves para comprender el valor del agua

Las cuencas son hoy un punto de interés para diversas organizaciones en el mundo que han comprobado que la riqueza y el valor del agua comienzan con el aprovechamiento y manejo integral del recurso desde que precipita con las lluvias. 

Las obras de infraestructura y de saneamiento resultan cada vez más insuficientes o costosas, principalmente por la degradación del medio ambiente y los ecosistemas de las montañas donde se forman los ríos y arroyos que más tarde se convierten en agua de uso doméstico e industrial. 

Para México y Sinaloa, el trabajo de las organizaciones civiles a favor de las cuencas tiene una relación directa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, especialmente aquellos vinculados con el derecho a la salud y a la alimentación, como son: 

Fin de la pobreza

Hambre cero

Agua limpia y saneamiento 

Ciudades y comunidades sostenibles 

Acción por el clima 

En Sinaloa, Conselva, Costas y Comunidades (Conselva), Voces Unidas por el Agua y Fábricas del Agua Centro Sinaloa (FACES) aportan su esfuerzo en este sentido. 


Recomendamos Conoce tu cuenca: https://agua.org.mx/

Total
5
Shares
Previous Article
Posada

Posadas navideñas: su historia en México

Next Article
Partido Liberal Mexicano

Margarita Ortega Valdés: mujer anarquista sonorense

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡SubscRÍbeTE A NUESTRO newsletter!

Total
5
Share