LMB
MLB
El calor amenaza la industria de la apicultura en Durango

Altas temperaturas amenazan industria apícola de Durango

La industria de la apicultura en Durango enfrenta una serie de desafíos, y uno de los más críticos es el impacto del calor exacerbado por el cambio climático

La apicultura, una industria significativa en Durango, enfrenta desafíos imponentes ante la amenaza creciente del cambio climático y las altas temperaturas. El estado, rico en flora y fauna, ha observado una disminución en la productividad de sus apiarios debido al calor intensificado.

Imagen ilustrativa de apiario y producción de miel de abeja.
Foto ilustrativa / Crédito: Banco de imágenes

La Región Lagunera, que cuenta con 162 apicultores registrados y produce 350 toneladas de miel al año, se ha visto especialmente afectada. Esta región es crucial para el país, ya que aporta alrededor del 50% de la miel que se exporta a Estados Unidos y Europa, con Alemania como principal comprador según la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) en la Comarca Lagunera entre Coahuila y Durango.

Las altas temperaturas pueden desencadenar una serie de problemas para las abejas, incluyendo el estrés por calor, la disminución de la floración, limitando las fuentes de alimento para las abejas, y la evaporación del agua, una necesidad vital para la sobrevivencia de las colonias de abejas.

Imagen ilustrativa de recolección de miel de abeja.
Foto ilustrativa / Crédito: Banco de imágenes

En cuanto a las pérdidas económicas ocasionados por las recientes olas de calor en la Comarca Lagunera se estima en 3 mil pesos por colmena. A junio de este año se presentó una afectación a por lo menos el 10% de las colmenas instaladas, siendo estas cerca de 4 mil para la producción apícola. 

Otra de las consecuencias del calor para las abejas se relaciona a la proliferación de la palomilla, este insecto consume la cera y polén de los apiarios. Se estima que durante las olas de calor se duplica la infestación de la palomilla y en una semana puede acabar completamente con un apiario si no se encuentra la colmena fuerte. Según María Guadalupe García Rosas, presidente del Sistema-Producto Apícola Comarca Lagunera, los apicultores deben redoblar esfuerzos. 

Abejas poseen mecanismo para contrarrestar el calor 

A pesar del calor las abejas melíferas tienen su propio mecanismo para contrarrestar las altas temperaturas. Según José Luis Reyes Carrillo, investigador del departamento de biología de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), al interior de las colmenas, las abejas mantienen una temperatura de 36.5 grados, que es esencial para la cría de sus larvas y la producción de miel.

Imagen ilustrativa de abeja sobre panal.
Foto ilustrativa / Crédito: Banco de imágenes

Para enfriar las colmenas, un gran número de abejas obreras transportan agua a la colmena. Utilizan uno de sus dos estómagos para transportar el agua, lo que implica que durante este proceso dejan de producir miel. Una vez en la colmena, depositan el líquido en los bastidores y aletean para crear una corriente de aire para evaporarla y ayudar a mantener la temperatura adecuada.

Las abejas comienzan a recolectar néctar muy temprano, pero cuando las temperaturas superan los 35 grados, suspenden la recolección de néctar y se concentran en la recogida de agua. Al superar los 36.5 grados, inician el proceso de enfriamiento. 

Acciones necesarias para la protección de las abejas en Durango 

En un esfuerzo por mitigar los desafíos que enfrentan los apicultores y proteger las poblaciones de abejas, la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED) ha realizado un estudio para identificar áreas adecuadas en Gómez Palacio para la instalación de apiarios. Este mapa de aptitud, basado en variables como tipos de vegetación, distancia de zonas agrícolas y disponibilidad de agua, espera ser incluido en el Ordenamiento Territorial Municipal para fortalecer la actividad apícola y disminuir la mortandad de abejas.

Imagen ilustrativa abeja recolectando néctar en una flor.
Foto ilustrativa / Crédito: Banco de imágenes

Según los resultados del estudio, entre el 60 y 70% del territorio de Gómez Palacio tiene una aptitud media alta para la apicultura. Sin embargo, también se identificaron desafíos, como las fumigaciones de los cultivos y la disponibilidad de las tierras. Sólo en Gómez Palacio hay alrededor de 40 apicultores, quienes han solicitado ser tomados en cuenta en el ordenamiento territorial debido a las dificultades que enfrentan en la Región Lagunera.

Especialistas en el cuidado de las abejas en la región, entre los que se encuentran Elizabeth Vargas Aranda, María Fernanda Sánchez Alfaro y Elena Flores Cabada, han destacado la necesidad de preservar las abejas para evitar problemas graves que otros países están experimentando. Ejemplo de ello el caso de China, donde se ha tenido que recurrir a tecnología para la polinización de las plantas debido a la disminución de las poblaciones de abejas.

Imagen ilustrativa de apiario y producción de miel de abeja.
Foto ilustrativa / Crédito: Banco de imágenes

El escenario presenta una situación agridulce. Mientras las altas temperaturas amenazan la apicultura en Durango, los apicultores están luchando por adaptarse y preservar a las abejas y el comercio de miel a través de distintos productos. Sin embargo, temen que se necesitará mucho más esfuerzo y acciones para mitigar el impacto del cambio climático en la apicultura en Durango y en toda la región. 

¿Tú qué crees que se puede hacer para proteger las poblaciones de abejas? 

Fuente: Milenio, El Sol de Durango, Representación de Agricultura de la Región Lagunera.    

Total
0
Shares
Previous Article
SuKarne, empresa sinaloense con renombre mundial.

SuKarne, la empresa ganadera sinaloense que llega a varios rincones del mundo

Next Article
Uva de mesa: Sonora se consolida como líder en producción

Uva de mesa: Sonora lidera producción en México 

Related Posts
Total
0
Share