COPA AMÉRICA
MLB
⚽ 🏆 SIGUE LA COBERTURA →
Andi, el robot que suda para investigar el impacto de las olas de calor en los humanos.

Andi, el robot sudoroso que demuestra el impacto de las olas de calor

Un equipo de científicos desarrolló a Andi, un revolucionario robot que suda para demostrar los efectos devastadores de los golpes de calor en los humanos y las capacidades humanas para desarrollarse en condiciones climáticas extremas.

La Universidad Estatal de Arizona desarrolló un proyecto con un robot que tiene la capacidad de respirar, sudar y caminar bajo el sol abrasador con el fin de estudiar los efectos de las olas de calor en los humanos. El robot fue bautizado como Andi, que es el acrónimo en inglés de Instrumento Dinámico Avanzado Newton.

2 andi robot
Foto: Arizona State University

Andi fue diseñado por la empresa de medición térmica Thermatrics, y puede imitar a la perfección las funciones térmicas del cuerpo humano y cuenta con 45 áreas superficiales diferentes, cada una de ellas equipada con sensores de temperatura, flujo de calor y poros sudoríparos.

“Andi genera calor, tiembla, camina y respira. Hay mucho trabajo relacionado con el calor extremo, pero también hay muchas cosas que faltan. Estamos tratando de desarrollar un entendimiento muy completo de cómo el calor afecta el cuerpo humano para poder diseñar cuantitativamente soluciones que lo adorden”, comentó Konrad Rykaczewski, profesor asociado de la Escuela de Ingeniería de Materia, Transporte y Energía de la institución.

¿Por qué inventar un robot que suda?

El sudor de los seres vivos desempeña un papel muy importante en el mecanismo natural de termorregulación del cuerpo, y es vital para mantener la temperatura corporal dentro de un rango seguro y constante, que es crucial para el funcionamiento correcto de los órganos y el cuerpo mismo.

Aunque pueda parecer un invento insignificante, crear a Andi tiene un propósito de gran importancia, ya que utilizando robots que tienen estas capacidades podrían ayudar a los investigadores a identificar formas de garantizar la seguridad humana en entornos de altas temperaturas, que podrían causar daño a personas con problemas de salud, especialmente en entornos urbanos.

6 andi robot
Foto: Hipertextual

Las capacidades de termorregulación de Andi similares a las de los humanos le permiten salir a las calles en vez de solo poder ser utilizado en un laboratorio controlado. Por el momento el robot está recorriendo algunas calles de Arizona, que es catalogado como uno de los estados que registra muy altas temperaturas, y que registra hasta 425 muertes al año debido a golpes de calor.

Andi analiza el calor en todo el mundo

Los participantes de la investigación comentan que hay muy pocos robots que tengan las mismas capacidades que Andi, sin embargo, este es el primero en salir de los laboratorios al mundo real para sufrir las consecuencias del aumento de temperatura al igual que los humanos.

3 andi robot
Foto: Arizona State University

De esta manera, Andi se convierte en una herramienta de suma importancia para estudiar el fenómeno de la hipertermia, es decir, el aumento de la temperatura corporal fuera de los parámetros estándares, pues la comunidad científica se encuentra preocupada por los aumentos de temperatura que se avecinan debido al cambio climático.

Gracias a los avances con los que fue diseñado, Andi puede ser programado con diferentes características con el fin de estudiar a diferentes segmentos de la población, por ejemplo, puede simular a personas viejas, jóvenes, con diferentes condiciones médicas o bajo alguna medicación.

Simulando el posible futuro

La institución académica también desarrolló una cámara de calor que es capaz ee simular escenarios de exposición de calor de varias partes del mundo con la intención de analizar el comportamiento de Andi. Estas temperaturas pueden llegar hasta los 60 grados centígrados y simulan el impacto de la radiación solar.

5 andi robot
Foto: Arizona State University

El sistema del robot permite que los canales de sudor para el enfriamiento del mecanismo transpiren y lo mantengan fresco. Posteriormente, se miden una serie de variables complejas que influyen en la percepción del calor, como la radiación solar, la radiación infrarroja del suelo y la convección del aire circundante.

¿Cómo crees que le iría a Andi en la ciudad en la que vives?

Fuentes: India Times, Interesting Engineering, Eje Central, El Sol de Hermosillo

Total
0
Shares
Previous Article
48 horas en Puerto Peñasco

48 horas en Puerto Peñasco: ¿Cómo disfrutar el lugar?

Next Article
Ciudades fronterizas han registrado un aumento desmedido de personas en estado de migración en los últimos años.

Migración y desplazamiento: una perspectiva desde la frontera del noro

Related Posts
Total
0
Share