pareja discute

Gaslighting: Qué es y cómo saber si eres víctima de ello

El gaslighting es una forma de manipular para hacer que la víctima dude de su propio criterio, ¿te has sentido así?

Frases como: “estas loca/o”, “eso nunca pasó”, “¿estás segura?, “tú tienes muy mala memoria” o “todo está en tu cabeza” son utilizadas para hacer sentir a la víctima como si hubiera perdido la cordura; y si tu pareja te ha hecho sentir de esta forma, posiblemente esté usando la técnica de gaslighting.

Ilustración de la manipulación.
Créditos: latercera.com

Esto es gaslighting

El gaslighting es un patrón de abuso emocional en el que la víctima sufre de manipulación hasta llegar a dudar de su percepción. Asimismo, la víctima puede dudar de su propio juicio y memoria con frases como “eso nunca paso”, “estas loca/o”, entre otras.

Este patrón puede llegar a hacer sentir a la víctima de una forma ansiosa, confundida e incluso puede llegar a sentir depresión.

Mujer llorando y su pareja ignorandola. Ejemplo de gaslighting.
Créditos: vibetv.mx

Se dice que este término fue originado en 1938 en la obra de teatro Gaslighting, traducido al español como “Luz de Gas”. En esta obra un marido trata de conducir a su esposa a la locura, bajando las luces encendidas por gas en su casa y luego negando que la luz cambia cuando su esposa lo señala. Esto llega a crear confusión en la esposa, creyendo que pierde la cordura. 

Esta táctica es una forma muy eficaz de abuso emocional, ocasionado en la víctima una desconfianza de su propio criterio e instintos. Además, esta técnica le da a la pareja abusiva un gran control y poder sobre la víctima, llegando a convertirse en un tipo de violencia psicológica. Cuando la pareja abusiva ha analizado la capacidad de la víctima en creer en sus percepciones, es muy probable que la víctima se quede en la relación.

Ejemplos para comprender el gaslighting

Para comprender un poco más sobre esta táctica, aquí te mostramos algunos ejemplos:

Cuando a tu pareja le has llegado a decir algo como “cuando hiciste esa acción, me dañaste” y tu pareja contesta: “es que eres muy sensible”. Minimiza tu sentir. Otro de los ejemplos puede ser que de igual manera le dijiste a tu pareja algo como “cuando mencionaste eso, me hiciste sentir mal” y tu pareja contesta: “yo nunca dije eso, te lo estás imaginando”.

Con estas frases la pareja abusiva trata de persuadir para que creas que todo ha sido un error de tu propia percepción. “Eres exagerada/o”y “estás alucinando” también pueden ser otras frases que te pueden sonar familiares y te hacen sentir como si perdieras la cordura, como si hubiera algo malo en ti.

Mujer desesperada por pelea con su pareja.
Créditos: psicoactiva

El gaslighting es una técnica de abuso muy sutil, porque la víctima lo ve de manera normal, pero es algo que puede llegar a ser peligroso. Cuando la víctima continúa en una relación donde se le abuse, puede llegar a creer que hay algo malo en ella misma. Asimismo, puede llegar a sentirse insegura y tener una falta de opinión, incluso puede llegar a alejar a sus seres queridos para no tener problemas con su pareja.

Técnicas que utilizan para ejercerlo

Existe una gran variedad de técnicas dentro del gaslighting que una pareja abusiva puede utilizar en la víctima. Una de ellas es el retener, en donde el abusador puede llegar a fingir no entender o se niega a escuchar. Un ejemplo muy claro puede ser el utilizar “no quiero escuchar esto de nuevo” o el “estás tratando de confundirme”.

Otra de las técnicas es contrarrestar, en donde la pareja abusiva cuestiona la memoria de la víctima de lo sucedido; por ejemplo “te estás equivocando, tú nunca recuerdas bien las cosas”. Asimismo, que la pareja abusiva desvíe o cambie de tema como por ejemplo “te estás imaginando cosas”.

Mujer tapándose los ojos porque se encuentra llorando. Esto por ser víctima de gaslighting.
Créditos: www.vix.com

Trivializar es otra de las técnicas del gaslighting en donde la pareja abusiva hace que las necesidades de la víctima no tengan importancia. Un ejemplo para comprender más este término es utilizar el “eres demasiado sensible” o “¿te vas a enojar por eso tan pequeño?”. Negar u olvidar cosas o promesas que se han hecho a la víctima, como por ejemplo “no sé de que me estas hablando”.

Cabe mencionar que se puede vivir este tipo de abuso en otros entornos y uno de los escenarios es el trabajo. Si en tu entorno laboral abundan los chismes, te hacen dudar de lo que dijiste o hiciste, o se dirigen a ti de manera pasivo-agresiva, podrías estar en un ciclo de gaslighting.

Cómo darte cuenta que eres víctima de manipulación

A continuación te mencionamos algunas señales que te pueden servir para darte cuenta si eres víctima de gaslighting

Si siempre te estás cuestionando tus ideas o acciones constantemente, además de cuestionarte si eres muy sensible en todo el día. También, si siempre te estás disculpando, ya sea a tus padres, pareja o al mismo jefe de tu trabajo.

Una mujer llorando, por ser víctima de gaslighting.
Créditos: www.cosmopolitan.com.mx

Asimismo, si te preguntas a diario porque no eres feliz y aparentemente todo en tu vida se encuentra muy bien, puede que seas víctima de gaslighting. Por otro lado, ofrecer excusas a tu familia o amigos por como se comporta tu pareja, puede ser otra de las señales.

Además, empiezas a mentir para evitar que te cambien de realidad o te cuesta tomar decisiones aunque sean sencillas; y finalmente, si sientes que no puedes hacer bien las cosas o siempre te preguntas si eres suficientemente buena hija/o, novia/o, empleado/a y amiga/o.

¿Qué hacer si tienes alguna de las señales anteriores?

La mayoría de los casos, el gaslighting surge de una manera muy sutil, pero no por eso debemos dejar que suceda. Existen algunas formas de confrontar este tipo de ataques, pero que no pase de ser un abuso fuerte, en donde ya no podamos confrontarlo con serenidad.

Confiar en tu intuición es algo que puedes comenzar a realizar para enfrentar estos ataques. Si sientes que algo está fuera de lugar, pon mucha atención y examina qué es lo que no cuadra. No trates de convencer a los demás para obtener alguna aprobación, es normal de vez en cuando poder decir “no estamos de acuerdo” y poner fin a la conversación.

Ilustración de representación de gaslighting. Una mujer es apuntada por muchas manos, haciéndola sentir culpable.
Créditos: www.abc.es

Recuerda que eres libre de tus propios pensamientos, nadie puede decir que lo que sientes no es cierto, solo tu sabes eso. Además, no deberías disculparte por sentir, somos humanos y es algo natural.

Ser leal a tus valores es algo más que te puede servir para enfrentar el gaslighting; puedes realizar una lista de valores como, por ejemplo, “ser comprensivo”, “pasar tiempo con mis seres queridos” y otros que te identifiquen. Al momento en que alguien quiera cambiar estos valores, sabrás que está intentando manipularte.

Finalmente, mantén tus límites personales, tu pareja puede llegar a gritarte e incluso abusar verbalmente de ti. Tu tienes el poder de decir que no te sientes cómodo/a por lo sucedido y que no lo dejaras pasar. Además, si la persona continúa agrediendo de la misma manera, tendrás que preguntarte si debes continuar con tu relación.

Lo peligroso de esta situación, es que si tu dejas que esto vuelva a suceder cuantas veces sean, el abuso puede ser mucho mayor. No dejes que eso suceda, y si realmente piensas que ocupas ayuda para confrontar el gaslighting, busca ayuda de un profesional e incluso revisar estos tips para afrontar la depresión.

Total
19
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Vacuna rusa Sputnik V

Vacuna Sputnik V: México iniciará envasado de la vacuna rusa en mayo

Next Article
Tienda "Concept Store"

Concept Stores: tiendas multimarca que crean una experiencia única de compra

Related Posts
Panorama de Zona del Silencio

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Total
19
Share